Con seis líneas estratégicas, presentan Proaire de la Megalópolis

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El Programa de Gestión Federal para Mejorar la Calidad del Aire de la Megalópolis 2017-2030 (Proaire) fue presentado este jueves durante la segunda sesión extraordinaria de la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe).

Martín Gutiérrez Lacayo, coordinador ejecutivo de la CAMe, explicó que el Proaire de la Megalópolis, elaborado por el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC), contiene seis líneas estratégicas y 38 medidas que tienen como propósito reducir el 58% de las PM2.5 (material particulado), el 32% de los NOx (óxidos de nitrógeno), el 46% de los COV (compuestos orgánicos volátiles) y el 75% del SO2 (dióxido de azufre) de las emisiones totales para el año 2030.

Además, apuntó, se reducirán las emisiones de carbono negro y de dióxido de carbono.

En un comunicado precisó que el ozono y las partículas PM2.5 son los contaminantes que más preocupan a las autoridades de la Megalópolis, debido a que las altas concentraciones que alcanzan en la atmósfera pueden ocasionar daños a la salud de la población y de los ecosistemas.

De acuerdo con el inventario de emisiones de la Megalópolis, correspondiente a 2015, el 46% de la contaminación global es causada por el parque vehicular, en tanto que el 39% lo genera la industria federal y el 7% la industria local.

El Proaire de la Megalópolis establece que es posible alcanzar reducciones significativas de las emisiones contaminantes a través de líneas estratégicas como la sustentabilidad de los ecosistemas megalopolitanos; la industria de jurisdicción federal de bajas emisiones, y la movilidad y accesibilidad sustentable.

También mediante el desarrollo urbano y eficiencia energética; el abatimiento de emisiones de fuentes dispersas, y el fortalecimiento del sistema de gestión de la calidad del aire.

Según el comunicado, entre las 38 medidas que impulsará el gobierno de la República, en coordinación con las entidades que conforman la CAMe, destaca la conversión de la termoeléctrica de Tula a uso exclusivo de gas natural, así como la reducción de emisiones en las industrias del cemento, papel y química, vidrio y pinturas.

Durante la Segunda Sesión Extraordinaria de la CAMe también se presentó el “Informe de la temporada de ozono 2017”, donde se destaca que a pesar de haberse registrado condiciones meteorológicas extremas en la Zona Metropolitana del Valle de México, las concentraciones de ozono no llegaron a los niveles registrados en 2016.

A la reunión de trabajo, encabezada por el secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Rafael Pacchiano Alamán, y el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, asistieron representantes de los gobiernos que integran la Comisión: Ciudad de México, Estado de México, Hidalgo, Morelos, Puebla, Tlaxcala y Querétaro.

También acudieron funcionarios de las secretarías de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Comunicaciones y Transportes (SCT), Salud (Ssa) y Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Comentarios