La IED se desplomó 7.9% en México: Cepal

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La captación de Inversión Extranjera Directa (IED) en México se desplomó 7.9% al registrar 32 mil 113 millones de dólares en el 2016, informó la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Al presentar su documento titulado La Inversión Extranjera Directa en América Latina y el Caribe, el organismo encabezado por Alicia Bárcena precisó que dicha cifra dista de lo registrado en el 2015 cuando el país logró atraer 34 mil 878 millones de dólares.

De esta forma, el país se posicionó como el segundo mercado más importante para los capitales extranjeros en la región, después del Brasil.

La IED es una de las principales entradas de divisas del país, junto con las remesas familiares, los ingresos derivados del turismo, así como por las exportaciones petroleras, no obstante, estas últimas han caído en más del 40% en los últimos años.

En su reporte, la Cepal detalló que en México, la inversión en recursos naturales representaron únicamente un 5% en 2016, al mismo tiempo que aumentó la importancia de la manufactura, que atrajo el 61% de la IED.

De hecho, el crecimiento de largo plazo de la IED en manufactura, que se produjo principalmente en México y el Brasil, está vinculado al desarrollo de la industria automotriz y a los cambios tecnológicos disruptivos en dicho sector.

No es poca cosa, la composición por sectores de los montos de los proyectos de inversión anunciados para la región en los últimos tres años muestra que los montos dirigidos a la industria automotriz son los más concentrados geográficamente, con el 76% del monto total en México, nivel muy superior al 11% en el Brasil y al 9% atraído por Argentina.

Por otra parte, en cuanto a las energías renovables, Chile es el país de la región donde se anunciaron más inversiones, que representaron el 33% del monto total anunciado para este sector en 2016, año en que también destacó México, donde la implementación de las reformas en el mercado energético y las consecuentes licitaciones de energías renovables se tradujeron en que el país concentrara un 32% del monto total anunciado.

El organismo regional precisó que tres países han destacado como los principales emisores de capital hacia el exterior: Brasil, Chile y México, que acumularon el 81% de la IED originada en la región en el promedio del período 2010-2016.

No obstante, los tres países registraron una importante reducción de las salidas de IED en 2016 y su participación acumulada cayó a un 76%.

Brasil fue el país con mayores inversiones hacia el exterior (32%), seguido de Chile (29%), mientras que México se ubicó en cuarto lugar con el 15% del total. Este cambio de posición relativa se debió a la fuerte caída de las inversiones realizadas desde México y al crecimiento de las originadas en Colombia, país que se ubicó en el tercer lugar con el 18% del total de las salidas de IED en 2016.

En cuanto a fusiones y adquisiciones, la Cepal destacó que el grupo Carso, de México, realizó la mayor operación del año, al adquirir un 25,66% adicional del capital accionario de la constructora española Fomento de Construcciones y Contratas S.A. por 6 mil 919 millones de dólares y convertirse en accionista mayoritario.

La otra operación de más de mil millones de dólares fue la adquisición de la embotelladora y distribuidora de bebidas brasileña Vonpar S.A. por la embotelladora mexicana Coca-Cola FEMSA.

Por otra parte, tres firmas de México y una de Colombia adquirieron operaciones de materiales para la construcción en los Estados Unidos, mercado que, de concretarse las inversiones en infraestructura propuestas por la nueva Administración, podría mostrar un gran dinamismo en los próximos años.

De hecho, las economías más grandes han sido las más atractivas para las empresas transnacionales. En 2016 el Brasil se mantuvo como el principal receptor de IED de la región (un 47% del total), en segundo lugar se ubicó México, con el 19%, y a cierta distancia Colombia y Chile, con el 8% y el 7%.

De esta forma, los flujos totales de inversión extranjera directa IED hacia América Latina y el Caribe disminuyeron 7.9% en 2016 en comparación con 2015, sumando 167 mil 043 millones de dólares, lo que representa una caída de 17% desde el máximo alcanzado en 2011.

“Estos resultados se explican por los bajos precios de las materias primas y su impacto en las inversiones dirigidas al sector de recursos naturales, por el lento crecimiento de la actividad económica en varias economías y por el escenario global de sofisticación tecnológica y expansión de la economía digital que tiende hacia una concentración de las inversiones transnacionales en las economías desarrolladas”, precisó la Cepal.

Acerca del autor

Comunicólogo hecho por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM; reportero labrado en Proceso.

Comentarios