México: el 54% de clubes profesionales de futbol, en zona del narco

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Al menos 53.8% de los clubes del futbol en México, entre la Liga MX, Ascenso MX, Liga Premier y Tercera División, tienen su sede en zonas donde operan los principales cárteles de la droga.

Así lo destaca una investigación realizada por Cámara Húngara con datos de Financial Action Task Force, que realizó un estudio amplio sobre cómo las organizaciones criminales se involucran en el futbol.

En números más precisos, añadió, 168 de 312 instituciones tienen su sede en alguno de los 18 estados donde están presentes los grupos delictivos más importantes de México.

Según el Centro Nacional de Planeación, Análisis e Información para el Combate a la Delincuencia Organizada, de la Procuraduría General de la República (PGR), las entidades donde el narcotráfico tiene mayor presencia y donde hay franquicias del futbol mexicano son: Chihuahua (cinco), Sonora (cinco), Durango (cinco), Coahuila (cuatro), Baja California (tres), Sinaloa (siete), Morelos (nueve), Guerrero (seis), Aguascalientes (dos), Tamaulipas (ocho), Quintana Roo (ocho), Michoacán (15), Jalisco (29), Estado de México (27), Colima (cinco), Guanajuato (13), Nayarit (cuatro) y Veracruz (13).

De acuerdo con el reporte “Money Laundering through the Football Sector”, realizado por Financial Action Task Force, la primera regla que hace vulnerable al futbol de México es que “los equipos de divisiones de menor categoría presentan necesidades financieras, no hay una inspección tan amplia y son blancos fáciles para operar como AC, obtener recursos y lavar dinero”.

Tan sólo entre la Liga Premier (antes Segunda División) y la Tercera, hay 278 de los 312 clubes que integran las divisiones profesionales en México, apunta.

“Las inversiones en clubes de futbol pueden utilizarse para integrar el dinero de origen ilegal en el mercado financiero. Sistema similar a la inversión en bienes raíces. Los clubes de futbol son vistos por los delincuentes como los vehículos perfectos para el lavado de dinero”, detalla el informe.

En México, todas las divisiones se han visto involucradas en temas de narcotráfico: León, Querétaro, Irapuato y Necaxa, en la Primera División; recientemente los Guerreros de Autlán con el caso de Raúl Flores Hernández, y hasta en Tercera, como hace algunos años con Mapaches de Nueva Italia y actualmente Buscando a un Campeón, operados, apoyados y gestionados por Promotora Cultural y Deportiva Morumbi, AC, una de las empresas señaladas por el departamento del Tesoro de Estados Unidos como parte del sistema del cártel de “El Tío”.

El informe en poder del sitio web Cámara Húngara dice: “son difíciles de probar por la forma de operar, y los objetivos son con frecuencia los clubes en problemas financieros en busca de salvavidas y patrocinadores”.

Cada año, tanto en Segunda como en Tercera División se realizan (en promedio) al menos unos diez cambios de sede. Donde está el dinero, allá va el equipo. Y a veces, no es dinero limpio, según el informe.

Las zonas donde hay más clubes en México y están en lugares de conflicto son: Jalisco, Estado de México y Michoacán, sitios donde operan principalmente la Familia Michoacana, Caballeros Templarios y el Cártel Jalisco Nueva Generación.

Según el estudio, el futbol dejó de ser un negocio para cualquier empresario, incluso en Tercera División, donde mínimo se debe tener un patrimonio de 2 millones de pesos anuales para operar, y entre más crece la división, los gastos son mayores.

“La fragilidad financiera y el crecimiento de la industria hace que los gastos crezcan considerablemente”, destaca el Financial Action Task Force.

Comentarios