Piden supervisión federal en el regreso de menores del albergue Ciudad del Niño en Salamanca a sus familias

LEÓN, Gto. (apro).- El Centro de Promoción de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes en Guanajuato (NIMA) pidió al gobierno federal supervisar la reintegración de los menores albergados en la Ciudad del Niño de Salamanca, A.C. a sus familias, proceso que comenzará el DIF estatal antes de cerrar el centro de asistencia, según anunció el gobernador Miguel Márquez Márquez.

NIMA recordó que la Procuraduría General de la República (PGR) mantiene abierta una carpeta de investigación para indagar sobre el posible delito de trata, además del conocimiento de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV), “que ya ha comenzado el acompañamiento a víctimas, de acuerdo a su propio mandato legal”.

Por ello, la asociación solicitó a las autoridades estatales establecer una mesa para dar seguimiento y trabajar a fondo en la atención y supervisión de los centros de asistencia social y en el sistema de protección a menores en Guanajuato.

El DIF guanajuatense detectó que más de la mitad de los menores que aún fueron encontrados en el centro de asistencia -después de que se dio a conocer la sentencia de una juez de Distrito que reveló situaciones de maltrato y abusos al interior- son originarios de otras entidades, particularmente de Michoacán y del Estado de México.

Según el gobernador Márquez, después de que se cumplió la revisión médica y psicológica de los menores y adolescentes, el DIF hará la reintegración “a sus comunidades y a sus familias”, salvaguardando su integridad y su acceso a la educación, entre otros aspectos, de acuerdo con las medidas dictadas por la juez Novena de Distrito, Karla Macías Lovera, quien conoció de la situación al interior del albergue al resolver un juicio de amparo por la tutela de una menor que allí se encontraba.

El mandatario estatal insistió en deslindar de cualquier posible responsabilidad -incluso penal- al sacerdote fundador y director de la Ciudad del Niño, Pedro Gutiérrez Farías, quien no ha comparecido ante ninguna instancia y se encuentra refugiado en uno de sus albergues en Michoacán.

“Hasta ahorita no ha habido sentencia, no hay una denuncia firme que acredite los dichos”, dijo el funcionario, quien afirmó que los menores y adolescentes albergados “estarán retornando a sus lugares de origen, a sus comunidades, a sus familias”, mientras que aquellos con quienes no pueda cumplirse esta reintegración, serán enviados a otros albergues.

Al respecto, el Centro NIMA pidió conocer bajo qué circunstancias será cerrado el albergue, si se extinguirá la asociación civil que encabeza el sacerdote Gutiérrez –lo que puede dictaminarse si se corroboran las irregularidades denunciadas- o es una decisión del gobierno estatal. Para ello, aclaró, “es necesario saber cuáles son las irregularidades en que incurrió la asociación y que son reconocidas oficialmente por el gobierno del estado”.

En cuanto a la reintegración de niños y niñas, la organización civil recordó que debe elaborarse un plan individual para restituir los derechos a cada uno de ellos y solicitó que esto se realice bajo la supervisión o con la colaboración del Sistema Nacional –el SIPINNA- y la Procuraduría Federal de Protección Integral de Niños, Niñas y Adolescentes, en un cierre gradual de la institución.

De aceptarse la propuesta de instalar una mesa, se trabajaría en un plan de fortalecimiento de las instancias para que se garantice que no se repitan hechos violatorios de los derechos de los menores en albergues en la entidad.

“La justicia integral requiere sanción a los responsables, reparación integral del daño y medidas de no repetición”, puntualizó el Centro.

Comentarios