“Encuentro Chihuahua” acuerda impulsar una investigación sobre espionaje de Estado

CHIHUAHUA, Chih. (proceso.com.mx).- Los participantes del Encuentro Chihuahua “Problemas contemporáneos de México” acordaron enfrentar los problemas que amenazan la democracia con la conformación de un Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE), que defienda y garantice a partir de su autonomía la equidad en la competencia política e impulsar una investigación constitucional por el Senado sobre el espionaje de Estado que ha sido documentado por diversas organizaciones.

Este sábado se emitió la Declaratoria Chihuahua, que incluye tres acuerdos y el compromiso de profundizar la discusión de los temas críticos mencionados y desarrollar propuestas concretas para enfrentar el agotamiento del régimen en su dimensión política, económica y social.

Dentro de los tres acuerdos, el que indica que enfrentarán los problemas que amenazan la democracia, se propone la construcción de una Fiscalía General “verdaderamente autónoma e independiente, oponiéndose al pase automático del actual procurador”, así como detener el intento por designar por cuotas a los magistrados del Tribunal Federal de Justicia Administrativa, que dinamitaría el Sistema Nacional Anticorrupción.

Otro de los acuerdos pretende profundizar la discusión de los temas críticos mencionados y desarrollar propuestas concretas para enfrentar el agotamiento del régimen en su dimensión política, económica y social.

“Incentivar y promover la participación social y ciudadana lo más amplia, pública e incluyente posible en la construcción de alternativas ante estos desafíos. Dicho proceso debe estar abierto a la diversidad de movimientos sociales, organizaciones civiles y fuerzas políticas”, precisa el segundo acuerdo del Encuentro Chihuahua.

Para llegar a esos acuerdos, los participantes coincidieron en que el agotamiento estructural del régimen político en México se significa por el conjunto de instituciones y prácticas políticas que han dejado de garantizar y defender el interés público; por no representar adecuadamente los intereses de la población y no brindar soluciones a los problemas de la mayoría de la ciudadanía.

“Se trata de un régimen corrupto, incapaz de atender los reclamos de la sociedad para enmendar el rumbo”.

En el Encuentro Chihuahua se concluyó que ha llegado el momento de abrir la discusión sobre la grave situación del país y las alternativas, se apuesta por la democracia y por generar una transformación profunda de las estructuras económicas, políticas y sociales agotadas y disfuncionales.

Agregan en el documento:

“La transición ha fracasado o al menos ha sido insuficiente para la transformación democrática del país. Ello supone la construcción de una nueva institucionalidad democrática y una nueva ética pública, capaz de enfrentar la regresión autoritaria que ha sido puesta en marcha y hacer que la democracia esté al servicio de la gente.

“En medio de la diversidad, la pluralidad y las diferencias es indispensable la construcción de una discusión que ofrezca soluciones a los desafíos centrales que atraviesa la República, por ello debe explorarse la figura del gobierno de coalición, el diseño de un sistema parlamentario o semiparlamentario que genere incentivos que eviten la parálisis del país”.

El Encuentro Chihuahua destaca que los temas obligados de discusión son la pobreza, desigualdad social y económica, salarios, precarización del empleo y la vida familiar, violencia, impunidad, el uso de recursos ilegales en la competencia política, y el deterioro del medio ambiente.

Ese reto conlleva requeriría una reforma fiscal progresiva, un sistema de seguridad social universal, la elevación sustantiva de los salarios, la equidad de género, hacer efectivos los derechos humanos, el combate a la corrupción, el diseño de una agenda de política exterior de Estado, una auténtica representación política, todas las formas de democracia directa y representativa, y la construcción de un sistema democrático de llegada a la boleta.

Comentarios