“El Yugo Zeta” en Coahuila: control de penales, secuestros, matanzas, quema de cuerpos…

“Frobenius. El mundo del arte rupestre” en el Museo de Antropología

CIUDAD DE MÉXICO (apro) La importancia y relevancia de proyectos culturales que se han generado a través de el año Dual entre México y Alemania, ha dado oportunidad a exposiciones muy interesantes, como la que actualmente se exhibe en el Museo de Antropología e Historia.

Se trata de Frobenius. El mundo del arte rupestre, en la Sala 1.

Leo Frobenius fue un etnólogo y arqueólogo alemán nacido en Berlín (1873-1938) y es considerado como uno de los personajes muy importantes del siglo XX, que dedicó su vida a la difusión de lo que se conoce actualmente como culturalismo antropológico.

La exhibición es una selección bastante completa de las manifestaciones del mundo prehistórico. Un acercamiento a las pinturas rupestres que nos remiten a nuestros orígenes.

Fotografías en blanco y negro, acuarelas hechas por Frobenius y su equipo, así como reproducciones de pinturas y objetos –expuestas de manera sorprendente–, dan testimonio de las más antiguas huellas de los seres humanos en la tierra. Ciento tres piezas que pertenecen al Instituto Frobenius para la Investigación Antropológica (IFIA), selección de reproducciones rupestres de África, Europa y Oceanía.

Frobenius. El mundo del arte rupestre es una muestra que invita al asombro y propicia innumerables preguntas, así como reflexiones de índole no sólo histórico, cultural, social, sino también artísticas. A través de las pinturas rupestres podemos conocer y reconstruir nuestro pasado. Este acervo viene a nuestro país después de 80 años que sirvió como fuente de inspiración a los artistas modernistas y surrealistas. Tal colección e imágenes, que fueron referentes para algunos de ellos como Pierre Bonard, Joan Miró, Pablo Picasso (e intelectuales como Georges Bataille), quienes fueron sus conocedores iniciales.

Con los 103 objetos que pertenecen al Instituto Frobenius para la Investigación Antopológica, podemos conocer las más importantes manifestaciones y reproducciones rupestres de África, Europa y Oceanía.

La propuesta curatorial, bajo la dirección de Richard Kuba, reconstruye las doce expediciones en África del etnólogo, y da cuenta asimismo de la repercusión que tuvieron en su época las creaciones de la Edad de Hielo en los círculos artísticos de Budapest, Copenague, Madrid, Nueva York y París.

Sin duda es también un homenaje al antropólogo alemán, que mantuvo desde 1890 esta colección.

La búsqueda incansable de Frobenius en el arte rupestre (que data de 40 mil años antes de nuestra era) lo llevo a viajar a países como El Congo, Egipto, Namibia, Sudáfrica, Zimbabue, e incluso a Australia e Indonesia.

Impresionante el trabajo que realizó con su equipo para elaborar más de 5 mil copias, y las sorprendentes reproducciones a escala, una a una, con un rigor que siempre defendió y comunicó a sus pintores: fidelidad hacia lo que veían, registro fidedigno capaz de plasmar el más mínimo detalle.

La aparición de la fotografía a color provocó en un principio que se relegara la necesidad de su difusión de este arte a través de copias pictóricas, de la misma manera como el turismo cultural afectó el acceso a sus lugares de origen… Por ello, los materiales que se exhiben en esta exposición son inapreciables por su valor original.

Se ha incluido en la muestra la historia de la expedición en medio del desierto del Sahara, así como varios registros y testimonio de la evidente participación del equipo femenino en sus proyectos.

Frobenius. El mundo del arte rupestre, permanecerá abierta al público hasta el 5 de noviembre en el Museo de Antropología e Historia, ubicado en Paseo de la Reforma y Gandhi s/n, Ciudad de México.

Comentarios