La delegada en Iztapalapa Dione Anguiano va por nuevo estadio para el Cruz Azul

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El gobierno capitalino de Miguel Ángel Mancera y ahora la delegada en Iztapalapa, Dione Anguiano, continúan aferrados en erogar recursos públicos para la construcción del nuevo estadio del Cruz Azul, pese a que aún no han tenido acercamientos con la directiva del club.

El club celeste dejará de jugar en el estadio Azul a partir del próximo año y, aunque la directiva informó que por el momento no hay planes de edificar un inmueble que sea sede de sus partidos como local, Anguiano propuso utilizar 50 hectáreas del Parque Cuitláhuac para construir el nuevo estadio.

“Ya estamos haciendo las gestiones necesarias, haremos una visita al jefe de gobierno (Miguel Ángel Mancera) con las firmas que hemos recabado de los mismos ciudadanos que están de acuerdo con que se haga una Ciudad Deportiva”, declaró Anguiano.

El diario Reforma publicó las declaraciones de la delegada en Iztapalapa, quien también dijo que está buscando una reunión con Guillermo Álvarez, presidente del Cruz Azul, para presentarle el proyecto.

Éste consistirá, detalló la funcionaria surgida de las filas del PRD, en construir el estadio como parte de un proyecto integral de una Ciudad Deportiva y que la directiva elija a Iztapalapa como la demarcación donde jugará el equipo.

“(Se trata de) construir una Ciudad Deportiva, no sólo el estadio Azul. Sería darle a estas 50 hectáreas del Parque Cuitláhuac una funcionalidad. La población lo merece, en cuanto a jóvenes y niños. Ya estamos en vísperas de tener una reunión. Esto sería a través del jefe de gobierno y del director del Instituto del Deporte, Horacio de la Vega.

“Después no se vaya a querer politizar, que no haya el argumento de que se vaya a querer privatizar el espacio. Una de las partes fundamentales es que se use mano de obra de la delegación. Se busca recuperar el espacio público y otra desarrollar un polo económico”, aclaró Anguiano.

Por su parte, Mancera informó que la próxima semana anunciará dónde se construirá el estadio del Cruz Azul.

Según Mancera, a diferencia del terreno del Velódromo Olímpico en la delegación Iztacalco, donde los vecinos se opusieron al proyecto, en Iztapalapa los propios habitantes son quienes están pidiendo que se construya el inmueble.

“Queremos un lugar que la gente lo pida, que se sienta motivada, que se identifique con lo que va a representar el lugar”, señaló el jefe de gobierno local.

Ni Mancera ni Anguiano especificaron si el gobierno capitalino donará o venderá el terreno para la construcción del estadio, tampoco quién financiaría el proyecto ni quién se encargará de operar el inmueble que, según dijeron, no será privado.

La construcción del nuevo estadio de los Diablos Rojos del México le ha costado a Alfredo Harp Helú alrededor de 90 millones de dólares, sin considerar el costo del terreno que la Ciudad de México cedió al magnate a través de un comodato.

Iztapalapa es una de las demarcaciones con más problemas de inseguridad y desabasto de agua, entre otros.

Comentarios