El IPN, por su segundo vuelo experimental a la estratósfera

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Investigadores del Centro de Desarrollo Aeroespacial del Instituto Politécnico Nacional (IPN) se encuentran trabajando en las pruebas del nuevo Sistema de Adquisición de Datos Meteorológicos versión 1.1 (SADM-1.1), mismo que permitiría a futuro investigar precursores sísmicos en la ionósfera y entender la relación litósfera-atmósfera.

Según Mario Alberto Mendoza Bárcenas, líder del proyecto e investigador de dicho centro, se trataría del segundo vuelo a la estratósfera -capa atmosférica que se extiende sobre la tierra entre los 10 y 50 kilómetros de altitud- a cargo del SADM-1.1, pues con el primer vuelo, lanzado con el SADM Versión 1 en noviembre de 2016, se logró captar imágenes de alta resolución de la geografía del país y la curvatura de la tierra.

Para la nueva versión se rediseñó el sistema con una nueva arquitectura del módulo de carga útil, además del sistema de geo-posicionamiento GPS, por sus siglas en inglés, y se agregaron nuevos sensores de temperatura basados en la variación de resistencia a la atmósfera.

Mendoza Bárcenas indicó que al lanzarse el SADM-1.1 y lograr su correcto funcionamiento, éste podría ayudar a la obtención de datos sobre variables meteorológicas (velocidad y dirección del viento) que ayudaría a diseñar mecanismos para mitigar el impacto en sistemas de geo-posicionamiento, así como como información de navegación inercial y de altitud aplicables a la exploración de la atmósfera nacional.

Aunque aún no determinan en qué lugar del territorio sería lanzado, cabe recordar que el primer SADM fue lanzado el año pasado en el Parque Ecológico Explora de León, Guanajuato, con el apoyo de la empresa de telecomunicaciones Remtronic.

Hasta ahora han participado académicos de diversas instituciones como Rafael Prieto Meléndez, del Centro de Ciencias Aplicadas y Desarrollo Tecnológico (CCADET), y Lauro Santiago Cruz, del Instituto de Ingeniería, ambos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Así como Miguel Herraiz Sarachaga, catedrático de la Universidad Complutense de Madrid, quien realizó un análisis y pruebas de laboratorio posteriores al primer vuelo del SADM que se realizó en noviembre de 2016 en León, Guanajuato, a través del cual propuso adecuaciones en la instrumentación de la nueva versión del aparato.

Acerca del autor

Licenciada en Ciencias de la Comunicación (2005) con Diplomado en Relaciones Públicas (2014), habla inglés y francés, amante del cine y los idiomas. Se inició como reportera de deportes en su natal Veracruz, y luego en publicaciones de la Editorial Vía Satélite de la Ciudad de México. Forma parte de la Sección de Cultura y Espectáculos de Proceso desde 2007.

Comentarios