“El Yugo Zeta” en Coahuila: control de penales, secuestros, matanzas, quema de cuerpos…

Perla Gómez confirma que buscará reelegirse en la CDHDF; críticas “son por intereses”, dice

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Pese a las críticas que organizaciones sociales, consejeros y exconsejeros de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) han hecho a su gestión, Perla Gómez Gallardo manifestó su interés por presidir el organismo en un segundo periodo.

“Desde el pasado viernes envié un oficio a la Asamblea Legislativa (ALDF), solicitando que, bajo los principios constitucionales de Transparencia y Rendición de Cuentas, y sabiendo que ya viene encaminado el proceso de la emisión de la Convocatoria, se tome en cuenta justo esta apertura y ellos valoren el hecho de la revisión que presentaré para la confirmación en el cargo y, en su caso, elección, si fuera pertinente”, dijo.

En entrevista al término de la presentación de las Recomendaciones 6 y 7 de la Comisión en lo que va del año, la ombudsperson dijo que tiene “la confianza del trabajo; vamos a llevarlo a que sea revisado por esta Soberanía, en términos de lo que establece la Ley, de la posible confirmación y/o elección, como lo establece la propia Ley de la Comisión”.

El pasado martes 29, consejeros y exconsejeros de la CDHDF consideraron que es “inviable” un segundo periodo de Perla Gómez Gallardo como presidenta y, en una carta, pidieron a la Asamblea Legislativa convocar a instituciones y personalidades para proponer a un candidato o candidata que ayude a “recuperar el piso mínimo de credibilidad” del organismo.

Al respecto, Gómez Gallardo comentó que esa manifestación “es una campaña, también intereses, para efectos de postularse. No está mal en una sociedad democrática y plural que exista la crítica, que esté sustentada también en datos”.

Sin embargo, según su dicho, aseguró que dicha manifestación fue presentada por la Asociación Civil Sin Fronteras, “de la consejera Nancy Pérez, quien hace cuatro años, en este mismo espacio, postuló y criticó lo que hizo la Asamblea Legislativa, cuando no reeligió a mi antecesor (Luis González Pérez); y de igual manera, tuvieron su candidato, que no era yo”.

La carta enviada a la ALDF, de la cual Apro tiene copia, estaba a nombre de 11 exconsejeros y dos actuales consejeras, entre ellas Pérez, pero sin la firma ni sello de la asociación mencionada. Gómez Gallardo puso en duda la autenticidad de las personas que firmaron la carta. “Revisen ustedes también quiénes son, si es que firmaron, porque no hay una firma autógrafa en el oficio que se presentó ante la Asamblea, para efectos de lo que ellos quieran posicionar”.

La todavía presidenta de la CDHDF recordó que en noviembre de 2013 fue electa “por unanimidad, y ahora en este proceso, pues no espero menos que también tengan interés en postular a otras personas y válidamente la Asamblea revise, tanto en este caso el trabajo que hemos venido desarrollando y, si ellos lo consideran también, otros perfiles”.

Defiende labor

Luego, destacó que tiene “los datos, la información, la confianza del trabajo que hemos realizado estos cuatro años”. De parte de la sociedad civil, añadió que varias organizaciones críticas “han estado trabajando de manera constante y permanente con la Comisión. Y algo que sí se ha dado en esta gestión es una apertura, donde aquí no hay organizaciones V.I.P., ni tampoco hay derecho de piso”.

E insistió: “Hay organizaciones que trabajan con esta institución de manera abierta, plural, transparente y que, incluso en su ejercicio crítico que, por supuesto es muy valioso, también han tenido las puertas abiertas de manera constante”.

De ser reelecta, Gómez Gallardo dijo que le interesa continuar con la defensa de la Constitución de la Ciudad de México, ante las impugnaciones de las que fue objeto por parte del gobierno federal y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH). El organismo a su cargo presentó un recurso de Amicus Curiae a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para defender los derechos plasmados en el texto por la Asamblea Constituyente en enero pasado.

La ombudsperson sugirió que sus críticos se remitan a los datos duros que arrojan los informes anuales de su gestión. “Hay Recomendaciones inéditas, jamás se habían metido en temas del ordenamiento del espacio público y el comercio, de los residuos sólidos, aspectos novedosos que vienen en Derechos DESCA, y que históricamente también hemos dado el mismo tratamiento a las Recomendaciones en su emisión, sin revictimizar y siempre viéndolo desde el enfoque de las víctimas y de la reparación”.

Y destacó que la Comisión va “con buenos resultados en cuanto al cumplimiento de puntos recomendatorios, en coordinación con cada una de las autoridades que deben llevarlo a cabo, sin que eso quite también el necesario reforzamiento del cumplimiento a Recomendaciones; sí sigue siendo un gran pendiente que vamos a ir a defender en la Constitución”.

Por último, dijo que “no hay indispensables” y que, de no ser reelecta en la presidencia de la CDHDF, continuará “defendiendo desde la academia el litigio, como lo he hecho históricamente en mi vida, cuando defendía periodistas o cuando trabajaba en temas de transparencia. Pero sí, hay un trabajo, hay una responsabilidad, hay una congruencia, y hay un buen ejercicio y momento para ir a lucir lo que se ha trabajado estos cuatro años, de la mano de todo el personal en la Institución”.

Comentarios