Forenses argentinos identifican restos de siete personas hallados en narcofosas de Chihuahua

CHIHUAHUA, Chih. (apro).- El Equipo Argentino de Antropología Forense logró la identificación de 52 restos óseos localizados en fosas clandestinas ubicadas cerca de la ciudad de Cuauhtémoc, que corresponden a 22 personas que ya cuentan con perfil genético y siete de ellas ya están plenamente identificadas, informó Gabino Gómez Escárcega, encargado del área de personas desaparecidas del Centro de Derechos Humanos de las Mujeres (Cedehem).

En Ciudad Juárez han localizado en fosas clandestinas, más de cien cuerpos de los que el 80% ya tiene identificación.

En el marco del Día Internacional de las Víctimas de Desaparición Forzada, un grupo de familiares de personas desaparecidas fue recibido por el gobernador Javier Corral Jurado y por el fiscal general César Augusto Peniche Espejel, quienes se comprometieron a investigar la complicidad y probable responsabilidad de quienes obstaculizaron la búsqueda de las personas desaparecidas o hasta se coludieron con los delincuentes.

Los siete hombres identificados corresponden a víctimas que desaparecieron en la ciudad de Cuauhtémoc, seis de ellos fueron inhumados en una fosa del rancho Dolores, en el municipio de Cuauhtémoc y uno en el rancho El Mortero, del municipio de Cusihuiriachi.

Entre 2011 y 2012, localizaron tres fosas clandestinas, las dos mencionadas y una en la brecha El Porvenir, del municipio de Carichí, que colinda con los otros dos. Los restos de esa fosa, presentan las peores condiciones, por eso han dilatado más.

La mayoría de los restos estaban quemados y ese fue el pretexto para que el gobierno de César Duarte dilatara la identificación.

Las víctimas solicitaron la colaboración del EAAF desde que localizaron las fosas, pero la administración anterior se negó.

Además de los 22 cuerpos que ya tienen posibilidades de ser identificados, el EAAF localizó a otro joven desaparecido en Cuauhtémoc y su cuerpo apareció en Nuevo Laredo, Tamaulipas.

Guillermina Aguilar, madre de Julián Iván Chávez Aguilar, quien desapareció el 8 de marzo de 2012, agradeció hoy al EAAF y al gobernador, a quien le pidió apoyo para que el gobierno de Tamaulipas agilice el traslado de su hijo, ya que desde julio que recibió la noticia, no ha podido tener los restos con ella.

Por llamadas que recibió Guillermina después de que privaron de la libertad a su hijo, sabe que fue trasladado que lo llevaron con otros 20 jóvenes cerca de Cuauhtémoc. A través del Cedehm, lograron la integración de un expediente de búsqueda en Tamaulipas en el 2013, les tomaron muestras que, les dijeron, fueron cotejadas con otros estados. En julio pasado, lograron la identificación de los restos de su hijo.

El fiscal se comprometió a coordinarse desde hoy con la Procuraduría de Tamaulipas, para iniciar el proceso de traslado, del que ellos asumieron la responsabilidad.

Los hombres identificados, cuyas sus familias ya fueron notificadas, son: Amir Gutiérrez, desaparecido el 11 de julio de 2011; Adán Soto Molina, desaparecido el 13 de noviembre de 2011; José Trejo; Baltazar Chacón Arias, desaparecido junto con otros seis hombres del centro de rehabilitación Caadic el 21 de junio de 2011; Ramón Delgado; Yidam Parra Lugo, desaparecido junto con su hermano Alejandro el 26 de julio de 2012 y Marco Antonio Bautista Bautista.

La madre de Amir Gutiérrez agradeció que le hayan ayudado a encontrar a su hijo: “fui de las primeras personas que habían encontrado los pequeños fragmentos de mi hijo”.

Y Rosa Emma, madre de Adán Soto, dio las gracias porque permitieron trabajar a las antropólogas argentinas en Cuauhtémoc, “porque si no, no hubiéramos sabido nunca de ellos”.

Analizan otras muestras

De las primeras muestras que se llevaron para analizar y procesar en el laboratorio del EAAF, en Córdoba, Argentina, 13 personas de las 22 que cuentan con perfil genético, están representadas por una muestra ósea y nueve por más de una.

Entre el 17 y 18 de agosto pasado, se llevaron otras 24 muestras adicionales del rancho Dolores, para procesarlas, ya que están más degradadas por el fuego.

En total llevaron 107 muestras y hasta ahora sólo ocho no pueden restablecerse. La Fiscalía General del Estado continuará con la toma de muestras de ADN.

El gobernador llamó a los familiares de personas desaparecidas, a que acudan a la fiscalía para tomarles las pruebas de sangre, porque van a continuar con la identificación de huesos.

“Llamaremos a todos los familiares de desaparecidos en el estado, para que otorguen muestras de sangre, y a quienes no se atrevían a denunciar, que no lo hacían por miedo o desconfianza, sí hay posibilidades de encontrarlos y esclarecer. Hemos encontrado personas de casos de hace seis o siete años. Vamos a continuar la búsqueda de fosas clandestinas”, anunció.

Corral promete castigo a los culpables

“Estamos satisfechos de este paso, de los resultados de la coordinación con el Equipo Argentino de Antropología Forense. Siempre dijimos que era un absurdo, incomprensible e inadmisible, que se cerrara el paso a este tipo de colaboración, que se pudo haber producido desde hace muchos años en Chihuahua y pudimos haber evitado tanto dolor, angustia y el calvario de las madres y sus familiares”, externó Javier Corral a familiares de víctimas de desaparición forzada.

Recordó que los familiares de víctimas de desaparición, se han convertido en investigadores para hacerse de información, para encontrar fosas clandestinas e incluso para exhumar cuerpos.

“Qué bueno que dimos este paso con las consecuencias que podrían seguir, porque se trata de la localización e identificación de restos, pero también de hacer las investigaciones penales que se deben proseguir en términos de responsabilidad y complicidades tan amplias, que han permitido que varias zonas de los estados se conviertan en el centro de desaparición forzada del país”.

Corral insistió en que a pesar de que hubo reportes de desaparición de personas en el gobierno de Duarte, no las dieron a conocer para ocultar los índices reales de homicidios dolosos en el estado de Chihuahua.

“Hicieron de la desaparición forzada una figura para ocultar los homicidios”.

Posterior al evento, el fiscal César Augusto Peniche informó que el presunto móvil de las desapariciones relacionadas con las fosas, como la del rancho Dolores, es el crimen organizado y en el caso de las jóvenes que han localizado en el Valle de Juárez, hay evidencia de trata de personas.

Recordó las cifras de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, que ha dado a conocer mil 800 casos de personas desaparecidas en los últimos diez años (la FGE registra más de mil 900), por lo que se acercarán al organismo para cruzar la información y ver qué zonas agrupa el grueso de personas desaparecidas, porque la FGE hasta ahora, tiene identificadas principalmente, la zona del Valle de Juárez y el occidente.

Además, coincidió en que el gobierno anterior ocultó cifras de personas desaparecidas, como lo ha reconocido la CNDH, institución que dio a conocer hace unos meses, que los exfuncionarios no colaboraron con esa información.

“En la administración pasada hubo tendencia a no manejar el tema de desaparecidos públicamente, menos como lo estaban manejando las organizaciones no gubernamentales. No entraba al problema, ahora ya hay varios puntos en la zona norte, donde hay noticias de información de que puedan existir cuerpos de forma clandestina. Los hemos trabajado y hemos encontrado varios restos. Esa información ya se conocía, pero no hicieron nada por buscarlos”, enfatizó.

El fiscal anunció que revisarán la información de la CNDH también para determinar si hay responsabilidades contra quienes impidieron un avance de búsqueda en la investigación.

El gobernador se comprometió a trabajar de la mano con las organizaciones como Justicia para Nuestras Hijas y el Cedehm, quienes llevan los casos de los restos analizados en aquella zona, así como con las otras organizaciones que representan personas desaparecidas en otras partes de la entidad.

Dijo que van a mejorar los protocolos para investigar esos casos, van a dotar de más recursos a la fiscalía para la búsqueda de personas desaparecidas y redoblarán esfuerzos, así como el convenio con el EAAF, para atender denuncias, quejas y propuestas de los familiares.

“El compromiso es con el pueblo de Chihuahua, con la verdad. Si antes fueron descalificadas e incluso estigmatizadas, viene el apoyo del gobierno de Chihuahua. En diez meses hay resultados, de un trabajo que es sofisticado”, añadió al dirigirse a los familiares de las víctimas sobre el trabajo del EAAF.

Otro de los avances que destacaron hoy, es la inclusión de hijos e hijas de víctimas de desaparición forzada, al Fondo de Atención a Niñas y Niños Hijos de las Víctimas de la Lucha Contra el Crimen (FANVI), que anteriormente sólo obligada a apoyar a los hijos e hijas de víctimas de homicidio.

Los familiares de las personas desaparecidas solicitaron al gobernador que se inicien los trabajos de las unidades que atenderán la desaparición de personas, que requieren ya el nombramiento de un titular y se considere en el proyecto de presupuesto para 2018, recursos suficientes para la operación de esa institución.

Asimismo, solicitaron más recursos para la recién creada Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas en Chihuahua y la armonización de la ley local con la general, para ampliar el apoyo en educación.

Comentarios