“Suenan las alarmas” por el muro de Trump, alerta el grupo uruguayo No Te Va Gustar

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En más de 20 años de trayectoria, las letras de las canciones del grupo uruguayo No Te Va Gustar han sido historias de amor, crónicas urbanas, parte de sus experiencias en la vida, en las giras, pero a diferencia de sus álbumes anteriores, ahora están preocupados por los problemas políticos y sociales en el mundo, por lo que en este, su noveno disco de estudio, llaman la atención desde el título: “Suenan las alarmas”.

“Están sonando las alarmas y, si no las escuchamos, vamos directo al fin, digamos. Y lo que esperamos para el show del próximo sábado es, antes que nada, que el espectáculo le guste a la gente. Vamos a intentar un show nuevo porque vamos a presentar canciones y el espectáculo se renueva, pero también vamos a cantar canciones tradicionales porque hay gente que nos ve por primera vez, y también que nos siguen desde hace tiempo”, afirmó el vocalista de la banda, Emiliano Brancciari.

“Duele la impotencia, muchas veces porque estamos inmersos en eso y somos parte también de esa indiferencia, y nos quedamos estáticos o viendo para adentro o viendo lo que a nosotros nos preocupa en el día a día, sin ver que nos estamos desviando realmente como sociedad, pero somos parte de eso”, indicó, en rueda de prensa.

–¿El muro de Trump hace sonar las alarmas? –preguntó un reportero.

–Sí, por supuesto. Obvio que sí, obvio que sí.

Brancciari señaló que no es la primera vez que escriben respecto de lo que sucede en su región sudamericana, pero “como todo es cíclico, de repente vos empiezas a ver hechos de corrupción, cuestiones de violencia, de injusticias, entonces a todo esto nosotros no somos ajenos y se escriben canciones”.

Al ser cuestionado por el tema de la corrupción que trata la canción que le da nombre al álbum, Brancciari consideró que ser corrupto, “visto desde afuera”, pareciera que es algo que no importa a la sociedad. “Hay gente que llega al poder, sea del lado que sea, y se vuelca a eso.

“Realmente a nosotros no nos ocurre, pero tampoco estamos en ese lugar. No sé si tiene que ver con una región o con un lugar o con el ser humano que cuando tiene poder comienza a corromperse”, agregó.

Puso como ejemplo la canción “Guante Blanco”, que se refiere a los ladrones de cuello blanco, como se les llama en México a los malandros que lucran con el pueblo a través del gobierno. “A la gente de poder que aprovecha para joder al pueblo”, destacó.

“Son letras que son bastante realistas, que son bastante crudas, pero que necesitamos matizarlas con una música que va por otro lado, llegando a decir, muchas veces, cosas que son serias con una música que es un poco más bailable”, indicó.

En este punto intervino el baterista Diego Bartaburu, quien recordó que en el disco anterior “El tiempo otra vez avanza” incluyeron el tema “Solo vino”, que habla del abuso infantil en la Iglesia y eso, y es una cumbia, es muy bailable para un tema bastante terrible”, agregó.

“A vos te llega eso que te está divirtiendo, pero si pones atención te das cuenta de que estás cantando algo que tiene un contenido bastante más rudo de tratar”, dijo Brancciari, quien además aceptó, entre risas, que es “una trampa estética”.

Francisco Nasser, tecladista, explicó que decidieron que el venezolano Héctor Castillo les produjera el disco completo porque el año pasado, después de grabar con él tres temas, al final se dieron cuenta de que querían que él les produjera este nuevo álbum porque le da ese ambiente oscuro, denso “muy trabajado”.

“Estábamos buscando algo que sonara oscuro, denso, potente, roquero. Héctor es alguien muy minucioso para trabajar, entonces estuvo con cada músico trabajando en cada detalle de su instrumento, y así, en cada sonido. Fue bastante experimental en ese sentido y estábamos buscando un poco eso”, indicó.

Otro caso es “Autodestructivo” que comenzó a escribirse en 2009, pero no la integraron hasta este álbum. Brancciari explicó por qué:

“En efecto, ‘Autodestructivo’ es una canción del 2009 que habla de algo personal, de mi estado de ánimo porque, en ese momento, se estaba por morir mi abuelo que fue como un padre para mí, pero a la vez estaba por nacer mi hijo, mi único hijo, y bueno sentía toda la tristeza del mundo por un lado y toda la alegría por otro y estaba todo adentro mío. Y la canción no la había terminado porque no nos gustaba completamente a todos, entonces ahí te das cuenta de que hay canciones que tienen que esperar”, señaló.

Bartaburo contó que el productor Castillo “tuvo mucho que ver en esto” porque la canción pudo haber quedado fuera “nuevamente”, pues la tocaron mucho tiempo “y en un momento surgió una idea, trabajamos allí y llegamos a esto”.

Como anécdota, Brancciari narró algo que, según dijo y después provocó la ironía de sus compañeros músicos: “Lo agarré de los hombros y le dije: ‘Héctor, necesito que esta canción entre’, y le puso mucho amor a la producción del tema y mejoró y arrancó”.

En este punto el bajista Guzmán Silveira intervino: “¡Ah! Y es que Emi piensa que nosotros no sabíamos”, señaló, provocando bulla entre ellos.

Respecto de por qué decidieron que el álbum se lanzará en Spotify “Para cuando me muera”, después de su gran éxito en Uruguay, la banda decidió publicar el álbum completo e iniciar una gira en Montevideo, Puebla, Monterrey y la Ciudad de México, donde se presentarán este sábado 2 de septiembre en la Carpa Astros; después tocarán en Buenos Aires, Argentina. En México también dieron conciertos en León, Guanajuato; en Guadalajara, Jalisco; la ciudad de Querétaro y en Tijuana, Baja California.

“Suenan las alarmas” es un álbum con letras muy densas y sonidos diferentes. La portada del álbum son cuatro alarmas sonando a un corazón que está en la mirilla de un francotirador. El material fue grabado entre julio de 2016 y marzo pasado en los estudios Elefante Blanco de Montevideo; Romaphonic, de Buenos Aires; White Water Music de Nueva York y Bas Station, de Brookyn.

La producción artística estuvo a cargo del venezolano Héctor Castillo, cuatro veces ganador del Premio Grammy Latino por “Ahí vamos” y “Fuerza natural”, del difunto Gustavo Cerati; ha sido reconocido a nivel internacional por sus producciones con Los Fabulosos Cadillacs, Aterciopelados o el ya fallecido David Bowie. La masterización es de Dave Mc Nair.

Entre los invitados a participar en este álbum destacan el saxofonista Steve Berlín, integrante de la banda estadunidense Los Lobos; Hebert Vianna de Paralamas; Dani Suárez y Cóndor Sbarbati de Bersuit, además del Mariachi Flor de Toloache, “la primera banda mariachi integrada por mujeres”, se aclara en un comunicado.

Comentarios