“El Yugo Zeta” en Coahuila: control de penales, secuestros, matanzas, quema de cuerpos…

Mancera presenta proyecto privado que convertirá basura en energía para el Metro… en 2019

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El jefe de gobierno Miguel Ángel Mancera presentó el proyecto de construcción de la planta de termovalorización “El Sarape” en el Bordo Poniente de la ciudad que transformará cuatro mil 500 toneladas de basura diarias en energía limpia para alimentar el Metro de la capital a principios del 2019.

Con una inversión cercana a los 12 mil millones de pesos, la construcción, operación y mantenimiento estará a cargo del consorcio privado Proactiva Medio Ambiente SA de CV –filial de la francesa Veolia– para el procesamiento de los residuos sólidos urbanos durante los próximos 33 años.

Al terminar su construcción y comenzar a operar –se calculan 18 meses–, será la primera planta de su tipo en México y América Latina; con 30% más de capacidad que la de Los Ángeles, California, Estados Unidos, y una de las más grandes del mundo.

Mancera Espinosa aseguró que este proyecto es el cambio “más importante de toda la administración en materia de gestión de residuos sólidos”.

Durante la presentación en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento, las autoridades informaron que con esta planta, junto con las compactadoras y la de biodogestión, se podrá realizar el tratamiento de las más de 13 mil toneladas de desechos que genera la ciudad cada día.

Actualmente, ocho mil 600 toneladas de estos residuos son llevadas a un relleno sanitario, pero sólo son aprovechadas cuatro mil 100 mediante diferentes procesos: mil 900 toneladas para reciclaje, mil 400 para composta y 800 para combustible alterno.

El mandatario capitalino destacó que la operación de esta planta generará tres mil empleos directos y 150 cuando se inicien operaciones. Además, será una fuente de energía limpia para las 12 líneas del Sistema de Transporte Colectivo Metro, pues generará 965 mil mega/watts por hora.

Ello podría ayudar a mejorar el servicio de dicho transporte que actualmente presenta fallas diarias que hacen lento el servicio y hasta obligan a los pasajeros a evacuar los trenes en medio de los túneles y caminar por las vías para salir a las estaciones, como ocurrió el pasado 27 de julio entre las estaciones Juanacatlán y Chapultepec, en la Línea 1.

Mancera Espinosa dijo que esta planta, incluso “estará en posibilidades también de dar energía al nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México y de contribuir con tareas ambientales para toda esa zona, por eso es una colocación estratégica”.

Como obra de mitigación por la construcción de esta planta, agregó, se instaurará un Parque Ecológico en Tláhuac de 12 hectáreas y con una inversión de 120 millones de pesos.

En la presentación del proyecto estuvo el secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Rafael Pacchiano Alamán, quien respaldó el proyecto y lo puso como ejemplo para que presidentes municipales y gobernadores del país aprendan “de esta gran lección”.

El funcionario federal –otrora enfrascado en declaraciones contra Mancera Espinosa por el tema de las contingencias ambientales– recordó que México genera en promedio unas 117 mil toneladas de basura al día, lo que representa, aproximadamente un kilo de basura por habitante. De ese total, 70% se va a ríos, bosques y barrancas, dijo.

Luego, recordó que la Ley General de Cambio Climático establece que las localidades de más de 50 mil habitantes deben desarrollar infraestructura que evite las emisiones de metano a la atmósfera, gas con alto potencial de calentamiento global, cuya mitigación es un compromiso de México ante la comunidad internacional.

Comentarios