Trump confirma fin del DACA; “está mal tomar a los dreamers como blanco”: Obama

WASHINGTON (apro).- El gobierno del presidente estadunidense Donald Trump anunció el fin del programa Acción Diferida para Arribo de Menores de Edad (DACA, por sus siglas en inglés), que dio residencia y permiso de empleo temporal a unos 800 mil inmigrantes, y concedió una prórroga de seis meses al Capitolio para legislar y regularizar la situación de los afectados.

Por medio de una notificación que envió al Congreso federal estadunidense el procurador general de Justicia Jeff Sessions, Trump dio por terminado el programa que por orden ejecutiva promulgó en 2102 el expresidente Barack Obama, que otorgó residencia y empleo temporal por un plazo de dos años a unos 800 mil inmigrantes que llegaron a Estados Unidos como indocumentados siendo menores de edad y a quienes bajo ese decreto se les conoce como “dreamers” o soñadores.

“El Departamento de Justicia informó al presidente y al Departamento de Seguridad Interior que comenzará de manera ordenada la terminación, incluida la cancelación del memorando que autorizó este programa”, declaró Sessions en conferencia de prensa para hacer el anuncio del fin de DACA.

El gobierno de Trump apuntó que la orden ejecutiva de hace cinco años firmada por Obama viola las leyes migratorias de Estados Unidos y es “una amnistía” para inmigrantes indocumentados.

También te recomendamos

“La cosa más compasiva es darle fin a la ausencia de leyes y aplicar éstas y, si el Congreso determina hacer cambios a las mismas, lo debe hacer por medio de un proceso que ayude a promover los intereses de la nación”, apuntó Sessions.

En el plazo de seis meses que dio Trump al Capitolio y que vence el 5 de marzo próximo, los legisladores federales demócratas y republicanos tendrían que crear un proyecto de ley que resuelva definitivamente el estatus de residencia y laboral de los 800 mil soñadores beneficiados por DACA.

Inmediatamente después de que Sessions anunciara la finalización de DACA, en el Congreso decenas de senadores e integrantes de la Cámara de Representantes de los dos partidos reaccionaron con propuestas para resolver el asunto de la permanencia en Estados Unidos de los llamados soñadores.

En la actualidad ya hay en el Capitolio tres proyectos de ley dirigidos a solucionar el caso de DACA. Los legisladores federales demócratas y republicanos indicaron su intención de crear un proyecto de ley que otorgue la residencia permanente a los inmigrantes indocumentados que llegaron siendo menores de edad.

“Como presidente, mi responsabilidad más importante es defender al pueblo y a la Constitución de Estados Unidos”, justificó Trump por medio de una declaración por escrito, minutos después de que Sessions hiciera el anuncio del fin de DACA.

“No estoy a favor de castigar a los niños, la mayoría de los cuales son ahora adultos, por los actos que cometieron sus padres, pues debemos reconocer que estamos en la nación de las oportunidades, pero también que es una nación de leyes”, advirtió Trump.

La determinación del gobierno estadunidense implica que, de manera inmediata, se rechazarán las nuevas peticiones de menores de edad o personas adultas que podrían calificar para recibir los beneficios de DACA.

En caso de solicitudes de renovación de empleo y residencia temporal por dos años, el Departamento de Seguridad Interior anunció como último día para recibirlas al próximo 5 de octubre, que además tendrán que ser valoradas “caso por caso”, con el fin de determinar si son aceptadas o rechazadas.

Repudio de Obama

En una extraña intromisión en los asuntos políticos bajo el gobierno de Trump, el expresidente Obama por medio de una declaración por escrito repudió la decisión de poner fin a DACA.

“Una vez más la sombra se colocó sobre algunos de nuestros mejores y más brillantes jóvenes. Está mal tomarlos como blanco porque no han hecho nada”, sentenció Obama.

La Casa Blanca dio a conocer un documento en el cual el presidente Trump recomendó al Congreso trabajar en un proyecto de ley que, además de lo de DACA, incluya otros incentivos relacionados con la seguridad fronteriza.

El gobierno de Trump exige una reforma a las leyes de inmigración que considere proteger los empleos de los estadunidenses y la restauración de las leyes.

En el Capitolio se habla de que un proyecto de ley consensuado por los demócratas y republicanos sobre DACA no incluirá recursos para financiar la construcción de un muro en la frontera sur como quiere Trump. Esta posibilidad podría desatar una disputa entre la Casa Blanca y el Capitolio, si el presidente rechaza un proyecto de ley únicamente volcado en regularizar el estatus de residencia y laboral de los 800 mil soñadores.

Al momento del anuncio que hizo el procurador general de Justicia, frente a la Casa se concentró un grupo de unas 200 personas que expresaron su rechazo a la decisión del presidente Trump.

Los manifestantes marcharon de la Casa Blanca al Capitolio y durante el trayecto varios de ellos fueron arrestados por la policía.

Comentarios