“El Yugo Zeta” en Coahuila: control de penales, secuestros, matanzas, quema de cuerpos…

Capo de Los Cuinis capturado en Uruguay será extraditado a EU

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La justicia uruguaya aceptó el pedido de extradición de Estados Unidos del narcotraficante mexicano Gerardo González Valencia, integrante de Los Cuinis, parte del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), que se encuentra en prisión preventiva en una cárcel de Montevideo por un supuesto delito de lavado de activos.

El narcotraficante mexicano, detenido a finales de abril de 2016 en la capital uruguaya, es acusado en Estados Unidos por un crimen presuntamente cometido en la década de 1990 en el estado de California, así como por tráfico de estupefacientes.

En junio de 2016, Estados Unidos solicitó a Uruguay la extradición de González Valencia, que finalmente fue aceptada por la jueza Beatriz Larrieu, según detalla una sentencia del 28 de agosto pasado que trascendió hoy a la opinión pública y a la que accedió EFE.

El documento concede la extradición del mexicano, aunque establece algunas condiciones, entre las que se encuentra la necesidad de que González Valencia obtenga la “excarcelación provisional o libertad definitiva” en Uruguay para poder partir hacia Estados Unidos.

El integrante de Los Cuinis fue detenido en el marco de la operación Jalisco y posteriormente procesado con prisión por un presunto delito de lavado de activos.

La sentencia de la jueza Larrieu establece que, para que la extradición se haga efectiva, las autoridades estadunidenses deberán asegurar a la justicia uruguaya que “no se juzgará ni condenará” a González Valencia por “delitos distintos a los que se refiere la solicitud de extradición”.

Estados Unidos tendrá un plazo de 40 días a partir de la notificación del fallo para presentar las garantías solicitadas por la justicia uruguaya.

Según detalla la sentencia de Larrieu, el mexicano es requerido en Estados Unidos por la “comisión de delitos de narcotráfico, específicamente conspiración para introducir y distribuir sustancias que contenían cantidad detectable de cocaína y metanfetamina”.

Ese delito es sancionado en Estados Unidos con una pena no menor a los diez años de privación de libertad.

Comentarios