Las poderosas células iPS podrán restablecer tejidos humanos

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En una amplia variedad de las películas recientes de ciencia ficción se aborda el futuro humano, se dan por hecho la cura de enfermedades o la creación de órganos, y esto está en el horizonte de la ciencia, de acuerdo con el hematólogo japonés Koji Eto, quien brindó una conferencia en nuestro país, en El Colegio Nacional.

En el filme Elysium (2013), por ejemplo, en cuestión de segundos son eliminados daños en órganos de una mujer tras el recorrido de un láser por su cuerpo en una especie de cámara hiperbárica. O bien en Trascendence (2014), donde el bad boy del cine estadunidense, Johnny Depp, encuentra una manera de vivir eternamente a través de la tecnología y, como un Dios cibernético, crea órganos y hace crecer extremidades.

Las células madre pluripotentes inducidas o iPS Cells (por sus siglas en inglés), son un tema de lo más avanzado en ciencia según dio a conocer Koji Eto, en una de las conferencias magistrales del Simposio México y Japón sobre ciencia, tecnología e innovación que arrancó este 1 de septiembre en El Colegio Nacional.

La conversación llevó el título “Transfusión sanguínea de un donador con tecnología de células iPS” (Donor independent Blood Tranfusion System using iPS Cell Technology), y estuvo cargo del también científico, quien es director adjunto del Centro de Investigación para la Aplicación de las Células iPS.

El ingeniero geofísico Jaime Urrutia Fucugauchi, miembro del Colegio Nacional y de la Academia Mexicana de Ciencias, coordinó el acto.

De acuerdo con la charla de Eto, se ha demostrado que las células iPS son idénticas en muchos aspectos a las células madre embrionarias ES (por sus siglas en inglés). Y, si bien ambas tienen sus diferencias, -la principal es que la recolección de ES conlleva la destrucción del embrión, lo que plantea problemas de naturaleza bioética-, la obtención de iPS es más accesible, menos costosa y facilita el desarrollo de la investigación con células madre.

La aplicación de las iPS posibilitaría ensayar tratamientos y fármacos en cultivos in vitro de células con enfermedades, como la esclerosis múltiple, antes de aplicarlos a los pacientes. Y su uso está en investigación para la prevención del cáncer, para regenerar y expandir los linfocitos T -que son las células que intervienen en la inmunidad contra los tumores cancerosos-, hasta fabricar órganos completos para trasplantes.

Según información de El Colegio Nacional, las investigaciones del hematólogo Koji Eto se centran en conseguir que la aplicación de las iPS en medicina y farmacología sea exitosa a escala industrial.

Y de manera más específica, está enfocada al campo de la producción de componentes sanguíneos, entre ellos, las plaquetas de sangre, que no tienen núcleo y no se pueden cultivar como otros tipos de células, pero son conseguibles a través de los miocardiocitos (células musculares que componen el músculo cardíaco).

Según Koji Eto, en un futuro próximo, la donación de sangre será insuficiente frente a la creciente demanda de trasfusiones y las plaquetas obtenidas a partir de células pluripotentes inducidas pueden resolver la escasez en los bancos de sangre. La conservación de las plaquetas es sólo de cuatro días y no se pueden congelar, como en el caso del plasma, cuyo tiempo de subsistencia puede llegar al año en condiciones de 20 grados bajo cero.

En la conferencia participaron Guillermo Ruiz-Palacios, titular de la comisión coordinadora del Instituto Nacional de Salud; la directora del Instituto de Fisiología Celular de la UNAM, Marcia Hiriart; del Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía, Teresa Corona; y de Rubén Argüero, cirujano cardiotorácico y de pulmón, además del propio Eto; así como Ranulfo Romo y María Elena Medina-Mora, miembros de El Colegio Nacional.

Todos estuvieron de acuerdo en que el estudio e investigación de las células iPS abre perspectivas para mejorar la práctica clínica de un gran número de disciplinas, tanto a corto como mediano plazo, así como la posibilidad de contar con mejores medicamentos.

Como medio de acercamiento para sus usuarios, El Colegio Nacional cuenta con una página de YouTube, a través de la cual mantiene sus charlas, como esta conferencia:

Acerca del autor

Licenciada en Ciencias de la Comunicación (2005) con Diplomado en Relaciones Públicas (2014), habla inglés y francés, amante del cine y los idiomas. Se inició como reportera de deportes en su natal Veracruz, y luego en publicaciones de la Editorial Vía Satélite de la Ciudad de México. Forma parte de la Sección de Cultura y Espectáculos de Proceso desde 2007.

Comentarios