El Papa Francisco llega a Colombia para respaldar la paz

BOGOTÁ (apro).- El Papa Francisco llegó esta tarde a Colombia para cumplir una visita de cinco días durante la cual respaldará el proceso de pacificación que vive el país con la puesta en marcha de los acuerdos de paz con la exguerrilla de las FARC.

En el avión de Alitalia que lo transportó desde Roma a Bogotá, Francisco dijo que su viaje a Colombia busca ayudar a este país “a salir adelante en su camino de paz”.

El Papa fue recibido en el aeropuerto internacional de Bogotá por el presidente Juan Manuel Santos y su esposa, María Clemencia Rodríguez, y por un grupo de niños a quienes saludó el pontífice.

Emmanuel Rojas, un niño que nació en 2004 en un campamento de las FARC mientras su mamá, Clara Rojas, estaba secuestrada por esa guerrilla, le entregó a Francisco una pequeña escultura de una paloma de la paz envuelta en un pañuelo blanco.

Santos dijo que el Papa viene “a empujarnos” para dar el paso hacia la reconciliación nacional.

“Es el momento de que aprovechemos esta visita para que, quienes tengamos diferencias, las hagamos a un lado, o respetémoslas y trabajemos juntos”, añadió el mandatario.

Un grupo infantil de danza bailó para el Papa la tradicional cumbia colombiana “Yo me llamo cumbia”, interpretada por la Orquesta Sinfónica Nacional, mientras el jerarca católico saludaba a soldados y policías que quedaron discapacitados por las heridas que sufrieron en la guerra interna.

Francisco subió después a un Papamóvil para recorrer un trayecto de unos 15 kilómetros del aeropuerto a la Nunciatura Apostólica.

Durante el recorrido, el líder católico fue saludado con efusividad por cientos de miles de colombianos que se agolparon con horas de anticipación a los lados de las avenidas por las que transitó la comitiva papal.

En tramos del trayecto, la muchedumbre desbordó el cordón de seguridad y el Papamóvil debió reducir su velocidad y hasta detenerse por unos instantes. Francisco incluso alcanzó a saludar de mano a varios de sus seguidores.

Millones de colombianos siguieron la llegada y el recorrido del Papa a través de las transmisiones en vivo de la radio y la televisión, que dedicaron sus espacios a ese evento, mientras que la mayoría de las empresas dieron a sus empleados la tarde libre.

Luego de un recorrido de una hora, el Papa llegó a la Nunciatura Apostólica en Bogotá. A las afueras del inmueble lo esperaban decenas de personas, seminaristas, sacerdotes diocesanos y un coro que entonó cantos religiosos.

En la Nunciatura, Francisco pasará la noche luego de cenar con sus colaboradores más cercanos y el nuncio en Colombia, Ettore Balestrero. El menú fue crema de verduras, empanadas argentinas y postre de café.

La agenda de actividades del Papa en Colombia comenzará este jueves 7 con un encuentro con el presidente colombiano Juan Manuel Santos en la Casa de Nariño, sede del Ejecutivo colombiano.

Allí, el Papa pronunciará su primer discurso en Colombia.

Existe una gran expectativa sobre el mensaje del líder católico ante el presidente Santos, ya que la* oposición de derecha, encabezada por el exmandatario Álvaro Uribe, teme que todo lo que diga el pontífice sobre la paz pueda ser interpretado como un respaldo a los acuerdos con la exguerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Y es que es imposible aislar la visita de Francisco del contexto político que vive Colombia, donde las FARC terminaron el mes pasado su proceso de entrega de armas y apenas la semana anterior se convirtieron en un partido político legal denominado Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC, las mismas siglas de la exguerrilla).

El sacerdote jesuita y profesor de la Universidad Javeriana, Carlos Novoa, sostuvo que el Papa no viene a hacer política en un sentido partidista ni a apoyar a algún líder político.

“Su visita busca fundamentalmente cultivar el perdón y la reconciliación en un país muy dividido por una larga guerra. Nadie puede decir que el Papa está respaldando a equis o a ye líder, pues se alegra de que miles de guerrilleros hayan dejado las armas y se estén reintegrando a la vida civil”, señala el académico y religioso.

Novoa dice que Francisco “ha apoyado claramente el proceso de paz con las FARC, pero ese proceso es de todos los colombianos, no se puede reducir a un grupo político o a un líder político”.

Luego de reunirse con Santos este jueves, el jerarca católico se trasladará en el Papamóvil a la Catedral Primada de Colombia, ubicada a solo cuatro cuadras del Palacio de Nariño, y en el altar de ese templo pronunciará la “Letanía de la Virgen” ante un cuadro de la Virgen de Chiquinquirá, la Patrona de Colombia.

Después, en el Palacio Cardenalicio se reunirá con unos 130 obispos colombianos, y por la tarde, en la Nunciatura Apostólica, tendrá un encuentro con 62 miembros de la Conferencia Episcopal Latinoamericana (Celam), entre ellos los cardenales venezolanos Jorge Urosa Sabino y Baltazar Porras.

A las 16:30, Francisco oficiará una misa en el Parque Simón Bolívar de Bogotá a la que se espera la asistencia de unas 500 mil personas. El mensaje de esa homilía será dirigido principalmente a los jóvenes como los principales constructores de la paz.

Francisco es el tercer Papa que visita Colombia. Antes lo hicieron Paulo VI, en 1968, y Juan Pablo II en 1986.

Comentarios