“Entre la Bestia y un cielo repleto de estrellas”: Los que se quedaron en el camino

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El concepto de “civilización” tiene muchas lecturas. Una de ellas, en un sentido actual demasiado común, es a la que aspiran los pueblos, sólo que el proceso para su consolidación va como un huracán, llevándose a quien se encuentre a su paso. Eso, mientras el selecto grupo de personas que posee las riquezas mundiales se resguarda en su búnker.

Entre la Bestia y un cielo repleto de estrellas, referencias a una civilización ausente busca definir y explorar el misterioso término. Y a pesar de que el título hace alusión al tren sobre el que los migrantes cruzan México, el texto abarca otros conflictos mundiales, entre ellos el palestino-israelí.

Dirigido y escrito por Edgar Quevedo, se trata de un espectáculo multidisciplinario que integra teatro físico, danza y multimedia.

“Es un montaje que denuncia y cuestiona la aparente civilidad de las sociedades contemporáneas al tratar un tema tan doloroso como penoso, que es la desaparición y muerte de miles de migrantes alrededor del mundo”, cuenta el programa de mano.

La puesta emplea todo tipo de recursos: datos duros -que le dan tinte de teatro documental-, un par de sketches -con los cuales se intenta ilustrar por metáforas situaciones donde el sistema actual reprime a los menos poderosos- y escenas de danza.

La preparación de los cuatro intérpretes -Mariana Arocena, Sandra Galeano, Roberto Mauricio Chi Pisté y Edgar Quevedo- en el manejo del lenguaje corporal es mucho más sólida que su interpretación actoral. Por ello las partes físicas son las que cargan con la fuerza del discurso.

En el gran espacio vacío y negro, poblado sólo por los cuerpos en movimiento e ilustrados por sutiles luces, las imágenes que se crean logran transmitir mensajes contundentes, los cuales nos hablan de la soledad, la desesperación y la necesidad de empatía en el mundo.

Entre la Bestia y un cielo repleto de estrellas tiene funciones el jueves 7 y viernes 8 de septiembre a las 20:30 horas, y el sábado 9 a las 19:00 horas, en el Teatro El Milagro (Milán 24, Col. Juárez).

Comentarios