“El Yugo Zeta” en Coahuila: control de penales, secuestros, matanzas, quema de cuerpos…

Ramírez Marín asume la presidencia de la Mesa Directiva en San Lázaro; panistas abandonan sesión (Video)

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Con la ausencia de la fracción del PAN, incluida la presidenta saliente de la Mesa Directiva, Guadalupe Murguía, el priista Jorge Carlos Ramírez Marín rindió protesta como nuevo presidente de ese órgano en San Lázaro.

Después de entrar en receso el pasado martes 5 y luego del acuerdo alcanzado entre PRI y PAN para evitar el pase automático de Procuraduría a Fiscalía, Murguía dio por reiniciada la plenaria este jueves.

Sin embargo, antes de que se le tomara protesta a Ramírez Marín, la panista cedió la palabra al coordinador del PAN, Marko Cortés, para que hablara desde su curul.

Una fracción enardecida de diputados del PRI, Partido Verde, Encuentro Social y Nueva Alianza inició una rechifla y abucheó al coordinador albiazul.

Desde el ala central del pleno de San Lázaro se escuchaba la consigna: “fuera, fuera, fuera”, que impedía que la voz de Cortés se escuchara.

La todavía presidenta de la Mesa Directiva, Guadalupe Murguía, llamó al orden sin obtener respuesta, por lo que el coordinador del PAN declinó su intervención y, paso siguiente, toda la fracción del PAN abandonó el salón de sesiones.

El propio PRI tomó protesta a Ramírez Marín para encabezar la Mesa Directiva durante el último año de sesiones de la LXIII legislatura.

En un breve discurso, el priista yucateco dijo que no iba a hablar ni de democracia ni de parlamentarismo, como se estila cuando se asume una nueva Mesa Directiva, y se concretó a advertir que su característica será aplicar el reglamento de la Cámara de Diputados y a dar la palabra fuera del orden del día cuando así lo demanden los legisladores.

La priista Martha Tamayo aprovechó ese momento para pedir la palabra y reclamó el abandono de la Mesa Directiva por parte de la panista Murguía, a quien acusó de actuar de manera parcial cuando desde su cuenta de redes sociales, y aún como presidenta del órgano, respaldó la actitud de su coordinador, Marko Cortés, durante el tiempo de crisis política en San Lázaro.

“Se fue por la puerta de atrás”, reclamó la priista al referirse a Murguía, de quien dijo sigue las órdenes de su “remedo de presidente de un partido”, Ricardo Anaya.

En defensa de Murguía salió la perredista Hortensia Aragón, quien pidió la palabra y desde su curul dijo que la panista es una de las mejores legisladoras de San Lázaro.

De inmediato, Ramírez Marín tocó la campanilla y concluyó la sesión, no sin antes anunciar que este viernes 8 se recibirá el paquete económico, y dio cuenta de la iniciativa que PRI, Partido Encuentro Social (PES), PVEM y Nueva Alianza (Panal) ofrecieron entregar para eliminar el pase automático, motivo de la crisis legislativa.

Comentarios