“El Yugo Zeta” en Coahuila: control de penales, secuestros, matanzas, quema de cuerpos…

Chocan maestros y policías por visita de Peña a Oaxaca; cohetón daña helicóptero

OAXACA, Oax. (apro).- La visita del presidente Enrique Peña Nieto se vio opacada por la movilización de la sección 22, que durante tres horas resistió el embate de 3 mil policías federales, estatales, antimotines y trabajadores afiliados a la CTM, virtual grupo de choque del PRI en la entidad.

En los choques entre maestros y uniformados se emplearon gases lacrimógenos, bazucas hechizas, piedras, cohetones, resorteras, palos y tubos, acciones que dejaron un saldo preliminar de 20 heridos, entre ellos 10 policías, una veintena de detenidos, 10 vehículos destruidos e incendiados y un helicóptero oficial dañado con un cohetón cuando iba aterrizar en inmediaciones del Centro Cultural y de Convenciones de Oaxaca.

“¡Ese hijo de la chingada de Peña Nieto nada más vino a provocar un desmadre y se fue!”, expresó una vecina de Santa Lucía del Camino, quien padeció las refriegas entre los docentes y las fuerzas de seguridad, lo que también dejó niños intoxicados con gas lacrimógeno.

“¡Lárgate de una vez a la chingada, maldito perro asesino!” –gritó una profesora al Ejecutivo federal, tras la “brutal agresión” que realizó la policía estatal en contra de dos manifestantes, quienes fueron golpeados por ocho uniformados hasta dejarlos inconscientes sobre la avenida Eduardo Mata.

En su cuenta de Twitter, Peña Nieto condenó el “ataque” con un petardo a un helicóptero en que viajaba la prensa, reprimenda que repitió en su discurso en la inauguración del Centro Cultural y de Convenciones.

El gobierno del priista Alejandro Murat también condenó “a los grupos que hoy ejercieron violencia al grado de atentar contra la integridad de representantes de los medios de comunicación que viajaban a bordo de un helicóptero de la Presidencia de la República, y por ello ha solicitado a la Fiscalía General del Estado una exhaustiva investigación de los hechos”.

A su vez, el líder de la sección 22, Eloy López Hernández, resaltó que “la represión es la respuesta de Peña Nieto y Alejandro Murat en su afán de apoderarse de estas tierras benditas, de la tierra de Benito Juárez, en la cual si estuviera vivo les escupiera en la cara.

“Con todo el poder policiaco buscan hacer el negocio para llevarse los recursos naturales, y por eso es repudiado por los maestros de Oaxaca”, acusó el líder magisterial, quien reconoció que hay por lo menos una decena de maestros lesionados.

Los dos principales embates se realizaron en la glorieta de Lázaro Cárdenas, donde fueron incendiados un tráiler de la empresa El Calvario y una camioneta de Bimbo; de igual forma fueron incendiados una camioneta del gobierno federal y dos mototaxis.

Luego del anuncio de la visita de Peña Nieto para inaugurar el Centro Cultural y de Convenciones de Oaxaca, el mandatario federal fue declarado persona non grata por los maestros, quienes llevaron a cabo una serie de movilizaciones, entre ellas “sitiar” la zona con unos 10 bloqueos carreteros, toma de autobuses, barricadas, lanzamiento de cohetones y entonación de repudio al gobierno.

Desde las 8:00 de este jueves, los mentores comenzaron a retener autobuses y colocar barricadas en las inmediaciones del Centro Cultural, inmueble que fue resguardado por alrededor de 3 mil policías federales, estatales y municipales.

Los maestros y normalistas atravesaron autobuses en la avenida Camino Nacional, precisamente en la glorieta Lázaro Cárdenas que comunica directamente al Centro de Convenciones, donde se inauguró el XXIV Congreso de Comercio Exterior Mexicano, escenario de los principales enfrentamientos.

Otras barricadas se instalaron en los cruceros del estadio de beisbol “Eduardo Vasconcelos”, de Cinco Señores, de la carretera federal 190 en dirección a la colonia Reforma, en la gasolinera Bautista, en Ixcotel, sobre avenida ferrocarril, el Calicanto y avenida Universidad, así como en las bocacalles al municipio de Santa Lucía del Camino y a la Defensoría de Derechos Humanos.

De igual forma, jóvenes de la Coordinadora Estudiantil Normalista del Estado de Oaxaca (CENEO) bloquearon la avenida en San Felipe y realizaron una marcha de la Fuente de las Ocho Regiones al palacio de gobierno.

Sin embargo, fue alrededor de las 13:37 cuando se avivaron las protestas tras el arribo de helicópteros oficiales, entre ellos en el que viajaba Peña Nieto.

Uno de los cohetones impactó en un helicóptero Súper Puma con matrícula XC-UHP, precisamente cuando descendía en un terreno cercano al Centro Cultural y de Convenciones.

Trascendió que el impacto dejó un boquete la punta de la aeronave de la Presidencia, donde viajaban representantes de los medios de comunicación que acompañan a Peña Nieto en su gira por Oaxaca.

En un comunicado, la sección 22 fustigó “el derroche de recursos económicos y humanos que opera la Presidencia para realizar una visita con bombo y platillos, sin tierra ni polvo, cuando Oaxaca es uno de los estados del sur-sureste más golpeado por la pobreza y la marginación”.

De igual forma, denunciaron que “este grupo empresarial, EPN y Alejandro Murat, pretenden con grupos de choque, como la CTM, desestabilizar a nuestro gran movimiento, por lo tanto exigimos a este gobierno, desactivar a su grupo armado y, al mismo tiempo, lo responsabilizamos de los hechos que se deriven durante la manifestación pacífica que encabeza nuestra sección sindical”.

Cabe destacar que esta es la tercera visita que realiza Peña en sus ya cinco años de gobierno.

La primera fue el 2 de enero de 2015, cuando inauguró un ducto de Petróleos Mexicanos en las instalaciones de la refinería “Antonio Dovalí Jaime” en el Istmo de Tehuantepec, y la segunda fue el 3 de marzo de 2016 para asistir a la reunión de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago); en ambos casos el magisterio realizó una serie de movilizaciones en rechazo a Peña y su “política represiva y privatizadora”.

El entonces presidente Felipe Calderón visitó la capital y municipios conurbados de Oaxaca hace seis años, precisamente en febrero de 2011, situación que generó enfrentamientos entre los cuerpos de seguridad y los maestros, lo que dejó por lo menos 16 heridos, entre ellos dos policías y cuatro comunicadores.

Comentarios