“Bordando mis derechos”, en el Museo Nacional de Culturas Populares

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Bordando mis derechos es el título de la exposición que se presentó en el Museo Nacional de Culturas Populares, como resultado del proyecto de la Asociación Civil Transformando Miradas, que ha puesto atención a la situación de desigualdad entre las mujeres del municipio de Coyomeapan, Puebla.

Con una propuesta inclusiva, la asociación realizó, en primer lugar, mesas de trabajo para que las mujeres crearan un espacio de expresión que les permitiera afrontar diferentes aspectos anormales, ante los cuales no tienen voz ni voto.

Al ser rezagadas en su comunidad, existe violencia de género, y estas mujeres no son tomadas en cuenta frente a los ámbitos público, político y económico. En respuesta a esta injusta situación, Mujeres de la Sierra Negra AC y Transformando Miradas obtuvieron junto con Bordando mis Derechos (iniciativa que surge desde el 2015) un financiamiento de la Sociedad Mexicana Pro Derechos de la Mujer AC (Semillas).

El propósito es valioso y urgente; en primer lugar, aportar e incrementar el conocimiento acerca de los derechos humanos con perspectiva de género a mujeres indígenas nahuas del municipio, a partir de tomar en cuenta los derechos sociales, económicos políticos y culturales, así como la Ley General de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

El resultado de este importante esfuerzo, la exposición que actualmente se exhibe en la sala 3 y 4 del recinto, funciona como un apoyo sólido. Con un montaje sobrio y claro, los visitantes pueden apreciar 18 bordados, cada uno enmarcado, de medidas entre 60×60 cm.

Las propuestas, que muestran un oficio sorprendente, son imágenes que representan diferentes garantías, como el derecho al voto, a la democracia, a la nacionalidad, al ambiente sano, a una vida libre de violencia, a la alimentación, a preservar usos y costumbres, a la igualdad, a la libertad de expresión, a la libertad de tránsito, a la paz y a la propiedad.

Representaciones elaboradas a través de ideas que las mujeres fueron dibujando, en un principio sobre papel bajo la asesoría y apoyo de un artista plástico y un diseñador. Los trabajos son interesantes, ya que su lenguaje está respaldado por una tradición ancestral propia que las lleva a la expresión, con colores y composiciones dinámicas que hacen justicia y confirman su importancia, permitiendo proyectar su voz.

Los trabajos corresponden a Gisela Aguilar de la Vega, Maribel Rodríguez Eloxochite, Anastasia Abrego Pacheco, Juana Reyes Ramírez, Margarita Mosqueda Rocha, Susana Gutiérrez Reyes, Rufina Montaño Bocardo, Ernestina Gil, Josefina Sánchez Figueras, Antonia Morales, Carintia Bertha López Sánchez, Ninfa Anallely Martínez Rodín, Natalia Nava, Zenaida Carrera, Gabriela Sánchez Martínez, Lucila Zárate Avendaño, Tiburcia Sánchez, Crespina Osio Saldaña y Gloria Ramos Rangel, entre otras.

El Museo Nacional de Culturas Populares se encuentra ubicado en avenida Hidalgo 289, Coyoacán, Del Carmen, Ciudad de México.

Comentarios