“El Yugo Zeta” en Coahuila: control de penales, secuestros, matanzas, quema de cuerpos…

“Rock en Tu Idioma Sinfónico” se renueva

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El rockero Sabo Romo presentó anoche en el Auditorio Nacional su show renovado “Rock en Tu Idioma Sinfónico”, para el cual contó con otros músicos invitados como Javier Gurruchaga, Cecilia Toussaint, Aterciopelados, José Fors y Víctimas del Dr. Cerebro.

Cerca de 10 mil personas acudieron por quinta ocasión al foro de avenida Reforma para revivir las nostalgias con este concepto que mezcla los temas exitosos del rock en español de los años 80 y 90 con sonidos sinfónicos.

Al filo de las 20:45 horas arrancó la producción, misma que también fue grabada en vivo para lo que será el disco Volumen 2 en DVD, donde Sabo (exTaxi y El séptimo aire) mantuvo la alineación base con el baterista Jorge Chiquis Amaro (Neón y Fobia), además de los guitarristas Gasú Siqueiros (Amantes de Lola) y Arturo Ybarra (Rostros Ocultos).

En un ambiente íntimo, escénicamente se colocó al proscenio la Camareta Metropolitana, bajo la batuta de Felipe Pérez Santiago, para seguirle la banda de rock por el escenario y detrás de ellos el Coro Euterpe, además de contar como telón de fondo una pantalla para que los asistentes admiraran a sus ídolos.

Las rolas iniciales que calentaron los ánimos fueron las mismas de los anteriores recitales, lanzándose con el clásico de Caifanes Mátenme porque me muero, en la voz de Sabo Romo. Continuaron en esta primera parte Kazz, de Amantes de Lola, con Beber de Tu Sangre; para luego inmediatamente surgir Piro (Ritmo Peligroso) con Marielito, y los Neón con Juegos de Amor.

Leonardo de Lozanne, vocalista de Fobia, coreó El Diablo, provocando como siempre los suspiros y alaridos de sus admiradoras, al tiempo que saltó Cala de Rostros Ocultos con El Final.

La segunda parte arrancó con la proyección de un video mostrando a los rockeros que se integran a este viaje de añoranzas, para que Sabo Romo le diera duro con La ruta del tentempié, en homenaje al argentino Charly García.

Ugo (sic) Rodríguez, de Azul Violeta, inauguró esta etapa para chutarse Solo por hoy y cederle el turno al carismático Javier Gurruchaga (La Orquesta Mondragón) con Corazón de Neón, quien a su vez se pronunció por la “libertad”, ante un mundo donde se siguen levantando “muros”.

Desfiló a continuación el Uyuyuy Sergio Aráu (Botellita De Jerez) con su chusca Alármala de tos, para que desataran la fiesta los Víctimas del Dr. Cerebro con El Esqueleto, misma que puso a bailar a los presentes e incluso pidieron “¡¡¡otra, otra, otra!!!”, en tanto su líder Ricardo Flores El Abulón corría frenéticamente de un lado al otro del entarimado, viéndosele maquillado como calavera y de cabellos verdes.

Momentos emotivos compartió la veterana Cecilia Toussaint con Carretera, para que, en seguida, Lino Nava y Héctor Quijada enloquecieran al público con Paquita Disco, dando pie a los queridos colombianos Andrea Echeverri y Héctor Buitrago (Aterciopelados) quienes sedujeron con su Bolero Falaz, atrayendo las miradas del respetable la cantante por su estrafalario vestuario y un enorme sombrero que simulaba una nube con lluvia.

El Son del Dolor retumbó del mismo modo orquestal, con la fuerza vocal de José Fors y al pasarle la estafeta a María Barracuda con Ni tú ni nadie (Alaska y Dinarama).

Finalmente, irrumpió la onda chúntara de El Gran Silencio para entrarle a Dormir Soñando, armando tremendo jolgorio de fusiones entre violines y acordeones. Dio cerrojazo a la presentación con El Rock no tiene la culpa, en honor al español Miguel Ríos, instantes en los que todos intérpretes se subieron al escenario para corearla.

Y aunque el público enardecido pedía una más tras casi dos horas de incesante concierto, Sabo Romo y sus acompañantes partieron agradecidos por este naciente ciclo, manteniendo esta idea musical que denominan el “soundtrack de la vida” para los rockeros en español.

(La presente crónica fue solicitada a César Muñoz Valdez para nuestros lectores de Apro)

Comentarios