“Choluis”, el regreso del ídolo pródigo

CIUDAD DE MÉXICO, (proceso.com.mx).- El rockero José Luis Campos García, mejor conocido como “Choluis” echó a andar anoche al Trolebús, con un recital en las instalaciones del Sindicato Rupestre al sur de la gran ciudad al día siguiente de los temblores más gruesos desde 1985.

Luego de poco más de 20 años sin tener una presentación formal (aunque estuvieron en el Chopo hacia 2007), los miembros de la vetusta agrupación celebraron su reencuentro y tres décadas del lanzamiento de su disco debut, Trolebús en Sentido Contrario (OZONO/Pentagrama), logrando congregar a unos cientos de fieles fans.

En breve charla para nuestros lectores, el carismático “Choluis” comenta que actualmente imparte cátedra de Comunicaciones en España y adelanta:

“Empezaré a trabajar desde allá (España) y a distancia para hacer más música, ya hay más propuestas, vienen sorpresas para otro show de Trolebús y vimos con este regreso que la gente quiere escucharnos”.

Sobre los cambios y transformaciones de la capital de la República Mexicana –de donde es oriundo y que precisamente ha sido la inspiración principal para sus rolas desde que estudiaba en la UAM Xochimilco–, al cuestionarlo sobre la ahora Ciudad de México (antes Distrito Federal) donde ya casi no transitan trolebuses “pero sí metrobuses”, el rockero dijo con su característica sencillez:

“Estoy sorprendido cómo ha cambiado mi ciudad, he estado un tanto ausente de lo que pasa aquí, pero me alegra que aún quieran escucharnos”.

En cuanto a las nuevas agrupaciones de rock, reconoce:

“Se dice mucho que ya el rock no tiene lo que las bandas de nuestro tiempo, nuestra generación tuvo su momento y su manera de expresarse; pero también siempre he pensado que sí las hay y buenas, sucede que no tienen los espacios, el apoyo y la difusión. Seguro hay muy buenas bandas de rock sonando en la ciudad pero falta descubrirlas”.

Asimismo, el sobreviviente del rock rupestre concluye que aunque seguirá viviendo al sur de tierras ibéricas por su trabajo docente, “la música será mi droga toda la vida, siempre hay inspiración para componer porque pasan muchas cosas en el mundo”.

Para la fiesta del reencuentro, le abrieron a Choluis Balam López y después Rafael Catana, de quien se escuchó su “Mujer en la sombra” y “Rock Sobre Ruedas”.

El show tuvo un público conciso pero bien entregado, quienes gozaron de la cercanía al pequeño escenario, el cual está dentro del patio de una vieja casa, además de que al culminar pudieron tomarse fotos con sus celulares y “Choluis” firmó algunos viejos discos.

En su mayoría asistentes de antaño, se sintieron las clásicas de “Choluis” El país de los borrachos, El Trolebús, Balada chilanga y El anzuelo, a la que se unió Enrique El Pato Montes (guitarrista original de Trolebús y ahora de Maldita Vecindad), mientras todos bailaban, cantaban, en el roce cuerpo a cuerpo y el calor humano.

Atletic Tepis y Coito circuito, fueron algunos de los temas que regaló “Choluis” en la tocada que inició a eso de las 21:30 horas y se extendió hasta casi la media noche, en la que se acompañó de Miguel Ordoñez, el bataquero Démex y la lira de Mao.

Para finalizar, a manera de despedida repitió Balada chilanga, saliendo sus admiradores hacia la fría, lluviosa y oscura Calzada de Tlalpan, que se lograba iluminar por las luces de los autos y la del Metro de la línea azul por los rumbos de Portales.

Ayer me acordé de ti

viendo a los perros hacer el amor…

(La presente crónica se solicitó al periodista César Muñoz Valdez para nuestros lectores de proceso.com.mx)

Comentarios