Abogados y familiares de empresario asesinado repudian inseguridad en Morelos

CUERNAVACA, Mor. (apro).- Abogados, empresarios y familiares de Rafael Arámburu Hernández, quien fuera encontrado muerto en Taxco, Guerrero luego de desaparecer en Cuernavaca el miércoles pasado, convirtieron un evento de homenaje del abogado en un acto de protesta contra la inseguridad y la “indolencia” de las autoridades de Morelos.

En el restaurante que fue de su propiedad, ubicado en la esquina entre las calles Matamoros y No Reelección, en pleno centro de la capital del estado, el cuerpo del empresario fue homenajeado con guardias de honor y acompañado por todas las barras y grupos de abogados, quienes olvidaron por un momento sus diferencias y se movilizaron para demandar justicia.

El emblemático Cuernavaca Jardín se convirtió en un velatorio y centro de protesta, donde familiares demandaron justicia y con aplausos despidieron a Arámburu Hernández, quien fue un personaje importante en el rescate del centro histórico de la capital. Cerca del mediodía periodistas también recordaron al amigo, quien fue víctima de desaparición y asesinato.

Los abogados e integrantes de organizaciones de la sociedad civil condenaron no sólo la desaparición y posterior asesinato, sino las pifias de comunicación del gobierno del estado, que a través de la Fiscalía General, o en voz del propio comisionado estatal de Seguridad Pública Jesús Alberto Capella Ibarra, se dedicaron a difundir información “sesgada”, pues “pretenden hacernos creer que el asesinato es responsabilidad del gobierno de Guerrero”.

En tanto, Ricardo Jaime Serna Pérez, director general del Consejo Estatal de Abogados, acompañado de otros representantes del gremio, exigió justicia por el asesinato de Arámburu y manifestó su indignación por el homicidio del abogado y empresario. Por ello, demandaron el inmediato esclarecimiento del crimen.

“Levantamos nuevamente la voz y exigimos un alto a este Estado fallido. ¿Qué sigue?, ¿qué nos falta por vivir?, ¿no hemos vivido ya suficiente con tanto daño a la sociedad? Eso es lo que nos preguntamos. Destacamos que hasta el momento tenemos 27 abogados que han sido asesinados en los últimos cinco años en este gobierno estatal, estamos muy preocupados en particular en el gremio de los abogados”, sostuvo.

Luego aseguró que de los 27 abogados asesinados en lo que va de la administración de Graco Ramírez todavía no hay carpetas de investigación que hayan sido judicializadas, lo que garantiza simplemente la injusticia y la impunidad. “Si eso pasa con los abogados, ¿cómo están los otros sectores de la sociedad?”, se preguntó el litigante.

Durante el acto, Apro conversó con varios de los presentes. En sus testimonios confirmaron que la última vez que Rafael Arámburu Hernández fue visto públicamente fue en la conferencia que semana a semana realiza el Grupo Empresarial Morelos. Desde ese día no se le volvió a ver.

Y es que las autoridades del gobierno de Morelos insistieron durante la tarde de ayer en asegurar que el empresario “no fue secuestrado en Morelos”. Sin mediar investigación alguna, Capella Ibarra y el propio fiscal Javier Pérez Durón insistieron en que el cuerpo fue localizado en Taxco, pero que no existió denuncia por secuestro de parte de la familia.

De acuerdo con Teodoro Lavín León, exconsejero electoral local y amigo personal del abogado asesinado, la víctima “era una persona decente que no merecía ser asesinado. La ciudadanía de Cuernavaca está cansada, está harta de la violencia. Vamos a confiar en la Fiscalía para esclarecer este caso, pero si no lo hace, recurriremos a la Procuraduría General de la República”, advirtió.

Al término del acto, el cuerpo de Arámburu Hernández fue conducido en una carroza, en medio de una valla de abogados que acompañaron el cortejo a lo largo de algunas calles de Cuernavaca.

Comentarios