Allanan en Brasil casas de ejecutivos de empacadora brasileña

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La policía de Brasil allanó este lunes las casas de ejecutivos y exejecutivos de la mayor compañía empacadora de carnes del mundo, JBS, cuyos testimonios implicaron al presidente Michel Temer en un caso de corrupción.

La víspera, el expresidente de JBS, Joesley Batista, se entregó a las autoridades tras una orden de arresto emitida a raíz de las acusaciones de que ocultó información cuando firmó un acuerdo con la fiscalía. Este lunes, Batista fue trasladado a una prisión en Brasilia.

De acuerdo con la Policía, también allanó la vivienda de un exfiscal acusado de manipular testimonios.

Las declaraciones de los ejecutivos, en el sentido de que JBS sobornó a numerosos políticos, son la base de una imputación contra el presidente Michel Temer, quien niega las acusaciones.

El Congreso determinó que el mandatario no puede ser enjuiciado mientras esté en el puesto.

En mayo pasado, Temer pidió suspender las investigaciones de corrupción en su contra, alegando que se basaban en pruebas “manipuladas”, y aseguró que seguiría al frente del gobierno de Brasil, pese a los reclamos para que renuncie.

En aquella ocasión dijo que las acusaciones contra su persona estaban basadas en “una grabación clandestina manipulada y adulterada con objetivos claramente subterráneos”.

En una grabación secreta hecha por Batista en marzo pasado, Temer parece respaldar un soborno para silenciar al expresidente de la Cámara de Diputados de Brasil, Eduardo Cunha, condenado a 15 años y cuatro meses de cárcel por crímenes de corrupción pasiva, lavado de dinero y evasión de divisas.

La grabación y la revelación de sobornos a más de mil 800 políticos son parte del acuerdo con la fiscalía firmado por Batista y su hermano Wesley, también un alto ejecutivo de JBS. (Con información de AP)

Comentarios