Ernesto Paulsen en el Museo Franz Mayer

CIUDAD DE MÉXICO (apro). La primera revisión del trabajo del diseñador, joyero y escultor Ernesto Paulsen Camba (Guadalajara 1925-2006), se exhibe actualmente y hasta el 5 de noviembre en el Museo Franz Mayer.

Con una trayectoria sólida y singular iniciada a finales de los 50 en el monasterio benedictino de Santa María de la Resurrección en Cuernavaca, Morelos, Paulsen -junto con fray Gabriel de la Mora- fundó el taller de platería Arte Sacro. Este proyecto entrelazó las inquietudes estéticas e ideológicas para crear lo que ha sido nombrado como “revolución modernista de arte y diseño religioso” por la curadora de una muestra de Paulsen que se exhibe en el Museo Franz Mayer, la maestra Eloísa Mora Ojeda.

Han sido reunidas 97 piezas que incluyen los diseños y documentos de sus esculturas públicas de arte y diseño sacro, así como joyería y esbozos de símbolos conmemorativos.

Esta exposición es también un homenaje a la trayectoria de un creador que, a través de los años, logró un lenguaje donde las formas fueron adquiriendo una voz propia, tanto en sus objetos ornamentales, como en su escultura.

Sus primeros trabajos de joyería se exhibían en una tienda que era también su taller en la Zona Rosa de esta ciudad, ubicada en el Pasaje Jacarandas. También se relacionaban con artistas de la talla de Mathias Goertiz y Chucho Reyes Ferreira.

Paralelamente incursionó en proyectos escultóricos monumentales geométricos e inorgánicos, donde se aprecia una interrelación entre ambas expresiones estéticas, como se muestra en las maquetas que actualmente se exhiben en el museo.

La obra seleccionada pertenece a colecciones privadas y del museo de la Nueva Basílica de Guadalupe, el Fondo Reservado de la Biblioteca Miguel Lerdo de Tejada, así como de la Fonoteca y la Biblioteca de la Facultad de Arquitectura de la UNAM, entre otras.

En la sección dedicada a la documentación de proyectos de escultura pública se exhiben: la Torre de Microondas en la ciudad de Cancún, Quintana Roo (1977), el Homenaje a Francisco Gabilondo Soler Cri-Cri en la tercera sección de Chapultepec (1978), la escultura en la Plaza Comonfort en el Barrio de Tepito (1975), entre otros.

En lo que corresponde al arte y diseño sacro se encuentran la llave de la Nueva Basílica de Guadalupe, así como la custodia, el cáliz y el sagrario, también la cruz de la Parroquia Francesa en Polanco (1992), entre otros. Incluso están los diseños de símbolos conmemorativos.

Paulsen cuenta en su haber con varias exposiciones individuales y colectivas en México y en el extranjero, entre las cuales destacan: en el Pabellón de México en la Feria Mundial de Nueva York (1964), Diseño en México. Retrospectiva y prospectiva en el Museo de Arte Moderno (1975), De la ruptura al geometrismo en el Palacio de Bellas Artes (2000).

El Museo Franz Mayer se encuentra ubicado en la avenida Hidalgo 45, Centro Histórico.

Comentarios