El Conapred ha abierto 3 mil casos por discriminación laboral en casi siete años

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) ha abierto alrededor de tres mil casos por discriminación laboral de 2011 a la fecha, y la cuarta parte involucra a mujeres que han sido despedidas de sus empleos.

Así lo señaló Alexandra Haas Paciuc, presidenta del Conapred, durante la presentación del “Protocolo de actuación de los comités de ética y de prevención de conflictos de interés en la atención de presuntos actos de discriminación”, que se implementará el próximo 10 de octubre.

El evento estuvo presidido por Haas Paciuc; Eber Omar Betanzos Torres, subsecretario de la Secretaría de la Función Pública (SFP), y Luis García López-Guerrero, titular de la Unidad de Ética, Integridad Pública y Prevención de Conflictos de Interés de la dependencia federal.

“La discriminación no es un fenómeno aislado, sino que tiene raíces estructurales. Consiste en las barreras desproporcionadas que a lo largo de generaciones han evitado el acceso a los derechos a mujeres, pueblos indígenas, personas con discapacidad, entre otras”, señaló Alexandra Haas.

Añadió: “Hay actos y mecanismos de exclusión en una gran variedad de ámbitos, desde el político y el económico hasta el social y cultural”.

Luego de detallar que la Conapred ha abierto alrededor de 3 mil casos por discriminación laboral en siete años, reiteró que la inclusión de quienes hoy padecen discriminación “llevaría a que puedan realizar sus planes de vida, pero además permitiría reducir las desigualdades, atajar la polarización social, disminuir resentimientos y encono, y aprovechar el potencial y talento de las personas” para apuntalar el desarrollo y crecimiento de nuestro país.

Por ello, enfatizó, “la inclusión es un imperativo legal y moral, pero también social y económico”.

Por su parte, el subsecretario de la Función Pública, Eber Omar Betanzos Torres, afirmó que los Comités de Ética de las 250 instituciones de la Administración Pública Federal (APF) jugarán un papel fundamental para consolidar la defensa de los derechos ciudadanos y la igualdad.

Como representante de la SFP, el subsecretario puntualizó la voluntad de emprender medidas eficaces, apegadas a la legalidad, para proteger a quienes son víctimas de la discriminación, y resaltó la determinación de fortalecer las políticas públicas que pasan del papel y de las normas a una realidad constante.

De igual manera, destacó la disposición de la dependencia para atender y brindar orientación a los grupos vulnerables.

Betanzos Torres agregó que se ha avanzado de manera importante en materia de defensa de las víctimas de la discriminación, y subrayó que el Protocolo habla de cómo el gobierno debe seguir trabajando y actuando para resolver el problema de la discriminación a través de los Códigos de Ética.

De acuerdo con un comunicado de la SFP, la reunión con personas servidoras públicas tuvo por objetivo que se familiarizaran con el contenido del Protocolo, conozcan de primera mano qué es la discriminación y cómo se configura un acto de discriminación.

También se busca fortalecer la relevancia de la inclusión en el cumplimiento de sus obligaciones como personas servidoras públicas, según establece la Constitución.

Asimismo, señaló que la importancia del protocolo radica en que es una herramienta para que los Comités de Ética de las dependencias gubernamentales puedan atender presuntos casos de discriminación entre personas servidoras públicas o de personas que requieren un trámite o servicio.

Comentarios