Astudillo festejaba el día de los Niños Héroes, mientras “Max” llegaba a Guerrero

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores y los miembros de su gabinete decidieron festejar el día de Los Niños Héroes ayer por la noche en el cuartel del sexto batallón de Ingenieros de la 35 Zona Militar en Chilpancingo, mientras los efectos del huracán Max ya provocaban lluvias e inundaciones en la entidad.

Fue hasta las 06:45 horas de este jueves, cuando el mandatario, a través de sus redes sociales, anunció la suspensión de clases y pidió “extremar precauciones” a la sociedad cuando los estragos ya estaban presentes.

En respuesta, ciudadanos arremetieron contra la indolencia de Astudillo y la falta de coordinación de sus colaboradores que difundieron información errática y provocaron confusión entre la ciudadanía.

Ello debido a que ayer por la tarde, la Secretaría de Protección Civil, que dirige el ahijado de Astudillo, Marco César Mayares Salvador, anunció en redes sociales, la suspensión de clases y minutos después se retractó por la misma vía.

Incluso, el secretario de Educación del gobierno estatal, José Luis González de la Vega utilizó medios de comunicación masiva, como estaciones de radio y televisión local para desmentir el mensaje de PC y reiteró que este jueves habría clases.

Mientras los funcionarios estatales se contradecían mutuamente, el gobernador Astudillo, su esposa Mercedes Calvo y miembros de su gabinete decidieron pasar la noche del 13 de septiembre, festejando el día de Los Niños Héroes en el cuartel del Sexto batallón de Ingenieros de la 35 Zona Militar, ubicado al poniente de la capital de la entidad.

A la celebración acudió la cúpula castrense y la clase política de la entidad y algunos, no dudaron en exhibir fotos en sus redes sociales.

Por ejemplo, el exalcalde de Acapulco Manuel Añorve Baños, difundió en su cuenta personal de Facebook una imagen bailando con su esposa, la diputada federal priista, Julieta Fernández Márquez en el salón militar.

El exalcalde de Acapulco, Manuel Añorve Baños, y su esposa Julieta Fernández Márquez. Foto: especial

El exalcalde de Acapulco, Manuel Añorve Baños, y su esposa Julieta Fernández Márquez. Foto: especial

Fuentes oficiales informaron a Apro, que el gobernador Astudillo y sus colaboradores estuvieron festejando en el cuartel hasta las 02:00 horas de este jueves, entre bebida y platillos exquisitos.

Por la mañana, el mandatario publicó en su cuenta oficial de Twitter:

En respuesta, decenas de ciudadanos reprocharon la tardía reacción del gobernador.

“Mis hijos ya están en sus escuelas. Muy tarde su mensaje”, reprochó @elycas26.

“Un aviso demasiado tarde, alguien no está haciendo bien su trabajo y falla coordinación”, reviró la usuaria Bety Moreno.

Julio César Ortiz, expresó: “Se quedaron dormidos otra vez”.

Flavio Vega, dijo: “Su tuit resume perfectamente su gobierno: Ineficaz y tardío”.

Jorge Martínez en el mismo sentido criticó: “Estas pifias solo suceden en Guerrero negro, lamentable el actuar”.

“Qué irresponsabilidad avisar a esta hora que se suspenden clases, sus instituciones son tan oportunas”, indicó Isaub.

Este hecho recordó la cruel anécdota durante el periodo del exgobernador Ángel Aguirre Rivero, quien junto a la clase política -entre ellos Astudillo- y la cúpula militar en la entidad decidieron celebrar la noche del 13 de septiembre de 2013 en la residencia Casa Guerrero, mientras la entidad era devastada por el paso de la tormenta Manuel.

De acuerdo con reportes oficiales de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), se espera que el meteoro impacte este medio día en el puerto de Acapulco, donde ya se reportan inundaciones y estragos por los fuertes vientos en la zona conurbada del principal destino turístico de la entidad.

Comentarios