Partidos: Rapiña o solidaridad (Video)

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Provistos de dinero público como nunca en la historia -casi siete mil millones de pesos para las campañas de 2018, sin incluir recursos estatales-, los nueve partidos políticos de México tienen la disyuntiva de sólo lucrar políticamente con la tragedia en el Sureste o solidarizarse, en los hechos, con los damnificados.

Andrés Manuel López Obrador, presidente de Morena e inminente candidato presidencial, anunció que propondrá al Consejo Nacional de su partido que destine 20% del presupuesto de campaña en 2018 a los damnificados por el terremoto: Si cumple, el donativo sería de 130 de los 650 millones que recibirá de prerrogativas.

Ante la inmensa cantidad de dinero público que se destina a los partidos políticos, lo procedente sería que el donativo para los miles de víctimas de la tragedia en el Istmo de Oaxaca y del Sureste sea de al menos 50% de los recursos de Morena, pero aun si es de 20%, una quinta parte, la bolsa sería considerable si los nueve partidos políticos con registro tienen voluntad de ayudar.

En efecto, el Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó un presupuesto de seis mil 788.90 millones de pesos para los gastos de campaña de los partidos en el proceso electoral federal. Si todos donan 20% de sus respectivos presupuestos, los damnificados recibirían mil 357 millones de pesos.

Por ahora, el donativo de 20% de los gastos de campaña de Morena a los damnificados es la promesa del presidente de un partido que quiere ser candidato y la aportación análoga de los otros es sólo una especulación, que los honraría si se materializa.

Es cierto, con mil 357 millones de pesos no se reconstruirá el Sureste, pero sería un gesto positivo de los desprestigiados políticos con los ciudadanos o, de negarse, sería otro desplante de desprecio y de vileza de los mismos de siempre.

El PRI recibirá para sus campañas mil 689 millones de pesos. Si tiene voluntad de donar 20% de este presupuesto, la cantidad sería de 337 millones de pesos.

El PAN, que es el segundo partido que más dinero público recibe, donaría 256 de sus mil 281 millones para sus campañas. El PRD, ahora su socio, recibirá 773 millones y donaría 154 millones

El Partido Verde obtendrá 578 millones y podría donar 115 millones. Movimiento Ciudadano, aliado del PAN y del PRD, obtendrá 537 millones y bien podría desprenderse de 107 millones.

Los tres partidos más pequeños están emplazados también a donar 20% de sus recursos para campaña: Nueva Alianza, que recibirá 419 millones, podría donar 83 millones; Encuentro Social, de sus 398 millones, podría aportar 79 millones, y el Partido del Trabajo donaría, si quiere, 71 millones de los 376 que recibirá.

Los casi siete mil millones de pesos que recibirán los nueves partidos políticos para las campañas de 2018, que no incluyen los recursos estatales, son un dineral y los mil 357 millones de pesos que aportarían, equivalentes a 20% de sus prerrogativas, también lo son.

Sin embargo, es poco dinero para el tamaño de la tragedia en Oaxaca y el Sureste. Si los partidos políticos ni eso están dispuestos a donar, mayor repudio concitarán entre los mexicanos…

Apuntes

Cuando Ricardo Monreal asumió el cargo de jefe de la delegación Cuauhtémoc, la encontró en ruinas: “Quiebra moral y quiebra económica que, si se juntan, no hay mucho que hacer”. Y prometió resolver ambas, porque de otra manera no tendría ninguna posibilidad de ser jefe de gobierno en 2018. “Si logro cumplir esta expectativa, es mi tumba y el precipicio de mi prestigio personal”, me dijo.

Prometió públicamente que no pactaría con el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, y que metería a la cárcel a los corruptos. “No tendría autoridad moral si yo negocio, transo y si digo: borrón y cuenta nueva. ¡Entonces qué sentido tiene ganar y que la gente tenga una esperanza de cambio! ¡Qué sentido tiene sustituir simple y sencillamente corrupción y convertirte en el nuevo ente corruptor!

–¿Pero las corruptelas se van a castigar hasta los altos niveles o, como siempre, sólo a los de abajo? –le pregunté.

–No valdría la pena tampoco si, como siempre, son chivos expiatorios, son peces pequeñitos, charales y se deja a salvo a los grandes tiburones. ¡No, yo voy al más alto nivel! ¡Donde sea voy a presentar denuncias!

Monreal, quien quiso tener “pase automático” de la delegación Cuauhtémoc al gobierno capitalino, no cumplió con lo prometido: Pactó y encubrió. Ahora renunciará a Morena para tratar de ser el candidato del resto de los partidos. Monreal es capaz, como ninguno, de unir al PAN, PRD, Movimiento Ciudadano, que ya lo están, con el PRI, el Partido Verde y demás morralla. Enfrenta la encrucijada, como se llamará su libro, de vencer a López Obrador o quedar en ridículo…

Comentarios en Twitter: @alvaro_delgado

Acerca del autor

Reportero de Proceso desde 1994, Premio Nacional de Periodismo en periodismo de investigación y autor de tres libros.

Comentarios