“El Chueco” encabezó ataque a comandancia en Urique: Fiscalía de Chihuahua

CHIHUAHUA, Chih. (apro).- Un grupo armado atacó la comandancia de la Comisión Estatal de Seguridad en la cabecera municipal de Urique, aunque la Fiscalía General del Estado (FGE) atribuye el hecho a un grupo liderado por Noriel P.G. El Chueco, quien supuestamente había sido asesinado en un enfrentamiento entre dos grupos delictivos durante una fiesta de quince años en el municipio de Moris, también ubicado en la Sierra Tarahumara.

Noriel Portillo es un joven que lidera un grupo que pertenece al Cártel de Sinaloa y que controla la región de Urique, principalmente Mesa de Arturo, Bahuichivo, Cerocahui y San Rafael, así como parte de los municipios de Guazapares y de Uruachi. Esas zonas son las que registran mayor número de comunidades indígenas desplazadas por el narcotráfico.

En abril pasado, habitantes de algunas de las comunidades mencionadas creyeron que sí habían abatido a Noriel Portillo, pero semanas después lo vieron en la región.

“Originalmente la Fiscalía lo dio por muerto, pero alguna gente, incluyendo algunos que están desplazados, aseguraron que el muerto no era El Chueco. Todavía hace unos días, antes del ataque, gente de Monterde en el municipio de Guazapares dijo que se lo habían encontrado”, comentó uno de los entrevistados.

Habitantes de la región de Urique aseguran que la situación se había calmado los últimos meses, pero al parecer aprehendieron a uno de los integrantes del grupo delictivo.

El jueves pasado dispararon contra las instalaciones de la corporación estatal en el municipio de Urique y un agente resultó lesionado. La Fiscalía informó que la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) implementó un operativo en la zona serrana luego del ataque, en coordinación con el Ejército Mexicano.

“Los hechos se registraron durante la madrugada del pasado jueves y de inmediato se implementaron acciones de apoyo por parte de los policías ministeriales de los diversos destacamentos de la zona occidente, en coordinación con elementos del Ejército Mexicano”, dieron a conocer en un comunicado.

En la investigación identificaron al responsable de la agresión como Noriel P.G., El Chueco, “líder de un grupo criminal que opera en esa región, sujeto que se encuentra sustraído de la acción de la justicia”, agregaron.

El operativo de apoyo lo realizan con filtros de revisión en las comunidades La Mesa de Arturo, Guadalupe Coronado, Cieneguita de Trejo, Bahuichivo y San Rafael, donde se ha reportado la presencia de civiles armados.

En una de las intervenciones, los agentes aseguraron una cuatrimoto modelo 2003 con reporte de robo del 12 de abril del año 2005 en el estado de Nuevo México, Estados Unidos.

Sobre el homicidio de Noriel Portillo en abril pasado, en la Fiscalía Zona Occidente aseguraron que no es el mismo, pero los habitantes de comunidades de Urique y de Uruachi sostienen que la Fiscalía sí lo dio por muerto en abril junto con otros cuatro jóvenes, pero resultó que el capo no murió.

El 11 de abril pasado, otro grupo armado irrumpió en una fiesta de quince años en Moris –municipio que colinda con el estado de Sonora–, asesinó a cinco personas y privó de la libertad a otras cinco, quienes aparecieron muertas al siguiente día. Los jóvenes que se llevaron tenían entre 21 y 25 años, uno de ellos era supuestamente Noriel Portillo.

Los cuerpos fueron localizados por agentes de la Fiscalía Zona Occidente en los límites de Moris con el estado de Sonora sobre la carretera de Gran Visión a Hermosillo, Sonora, a la altura del kilómetro 349.

Las identidades que dieron a conocer entonces fueron Jesús Noriel Portillo, de quien informaron que tenía 22 años y que murió por traumatismo craneoencefálico severo; Eliazar Silva Cano, de 23 años, de la comunidad Cieneguita de Trejo en el municipio de Urique, y a quien los habitantes de la región señalaban como uno de los principales agresores de indígenas y pobladores de comunidades cercanas.

Los otros jóvenes ejecutados que dio a conocer la Fiscalía fueron Marco Gil Ruelas, de 21 años; Carlos Alexis Silva Cano, de 25, y Moisés Rosario Urquidi Mancinas, de 22 años.

Comentarios