Arranca este lunes en la CDMX nuevo encuentro entre especialistas en fósiles

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- Con la participación de académicos mexicanos y extranjeros, especialistas en las ramas de la paleontología, geología, restauración, arqueología, legislación y gestión, iniciará este lunes 18 el primer Seminario sobre Investigación, Conservación, Restauración y Puesta en Valor del Patrimonio Paleontológico.

Es de señalarse que México es un país rico en restos fósiles que van desde pequeños amonites hasta osamentas de dinosaurios que habitaron la Tierra hace unos setenta millones de años, o mamuts que convivieron con humanos, y que han sido encontrados casi completos en diferentes partes del país y pueden verse en reproducciones u originales en diversos museos.

Según el INAH, en Sonora, por ejemplo, hay vestigios que datan desde las primeras eras geológicas, pasando por el Cretácico y llegando a sitios asociados con la presencia humana de hace 13,000 años de antigüedad. En el municipio Fronteras de esa entidad, particularmente en el Cañón de Esqueda, dice, se han descubierto localidades paleontológicas con huellas fósiles que corresponden a pisadas de hadrosaurio, más conocido como pico de pato.

El propósito de este encuentro académico es “generar un diálogo y reflexión sobre los criterios y protocolos de protección, restauración y curación del patrimonio paleontológico, además de favorecer el fortalecimiento de grupos de trabajo y de proyectos de colaboración de las instituciones universitarias y encargadas de la investigación y conservación del patrimonio paleontológico: así como identificar principios y criterios para la puesta en valor del mismo”.

Organizado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia y el Instituto de Geología de la Universidad Nacional Autónoma de México, el seminario se desarrollará en diferentes sedes:

Inicia en la Ciudad de México, el lunes 18 en la Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía “Manuel del Castillo Negrete”, en Churubusco. El martes 19 y miércoles 20, en el Museo de Geología de la UNAM, frente a la Alameda de Santa María la Rivera.

El jueves 21 será en Hermosillo, Sonora, y contempla una visita a la zona de Esqueda, y al Museo Paleontológico Municipal de Fronteras. El viernes 22 se hará una visita de trabajo a los sitios con huella de dinosaurios, de nuevo en Esqueda.

La siguiente jornada, el sábado 23 se realizará en la Estación Regional del Noroeste, del Instituto de Geología, en Hermosillo. Y el encuentro concluye el domingo 24 con una visita al sitio arqueológico La Pintada.

Entre las ponencias contempladas en el programa general pueden mencionarse Bienes muebles e inmuebles paleontológicos, con la M. en C. Felisa J. Aguilar, presidenta del Consejo de Paleontología del INAH; La conservación de materiales paleontológicos, de Fátima Marcos Fernández, de la Universidad Complutense de Madrid; Curación del Museo Nacional de Escocia, de Vicen Carrió Lluesma, de ACR, National Museums Scotland; Colección Nacional de Paleontología, significado, historia y retos, de Jesús Alvarado Ortega, del Instituto de Geología, y con René Hernández Rivera, de la misma institución, Técnicas empleadas en la preservación de icnitas (huellas) de dinosaurio en México.

El INAH destaca en un comunicado que el programa se basa principalmente en la presentación de proyectos y experiencias de investigación y conservación de sitios y bienes paleontológicos en diferentes lugares del país y el extranjero. Habrá además un par de talleres y exhibición de carteles.

Los temas buscan abordar asimismo la divulgación paleontológica a través de espacios como los museos y la importancia de concientizar a comunidades, instituciones de gobierno y centros de investigación sobre la conservación de este rico patrimonio, así como la aplicación de la leyes que lo protegen, entre ellas la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos de 1972, a la cual se le hizo una modificación hace un par de décadas para incluir los bienes paleontológicos.

El único tema no contemplado es la conservación de los restos fósiles que originan el petróleo, el cual tenía un gran valor simbólico para muchos mexicanos, además del económico, pero ha dejado de ser patrimonio nacional para abrirse a la explotación de compañías extranjeras.

Comentarios