“El Yugo Zeta” en Coahuila: control de penales, secuestros, matanzas, quema de cuerpos…

Cae presunto asesino del periodista Ricardo Monlui en Veracruz

XALAPA, Ver. (apro).- La Fiscalía Regional del Estado con sede en Córdoba detuvo al presunto responsable de privar de la vida al periodista Ricardo Monlui Cabrera, autor de la columna “Crisol” y editor del periódico El Político, acribillado el pasado 19 de marzo al salir de una fonda en el mercado del municipio de Yanga.

De acuerdo con la Fiscalía, Ángel “N”, alias La Paloma, es el autor material del asesinato de Monlui, el crimen número 20 de periodistas en la entidad ocurridos en los últimos seis años y medio, y el primero en el gobierno de 24 meses de Miguel Ángel Yunes Linares, surgido de una alianza entre PAN y PRD.

Para conocer la identidad del probable homicida, en los meses subsecuentes se realizó la correspondiente criminalística de campo, así como inspecciones oculares, secuencia fotográfica, colecta y aseguramiento de indicios, dictámenes de balística forense y pruebas de rodizonato de sodio y Walker, análisis de textos emitidos por el hoy finado, así como entrevistas a testigos de los hechos, lo cual aportó datos valiosos a la investigación que hoy concluye con éxito, señaló la Fiscalía Regional de Córdoba en un comunicado emitido esta tarde.

La dependencia detalla que hoy hubo un operativo táctico por parte de agentes de la Policía Ministerial para detener a La Paloma, luego de que las investigaciones realizadas arrojaron como resultado que podría ser el responsable del homicidio de Monlui Cabrera, pero también de otros homicidios.

“Las investigaciones registran un gran avance, por lo que se le considera un potencial sicario profesional, que trabajaba al servicio de la delincuencia organizada. Los trabajos de inteligencia e investigación dieron inicio desde que se tuvo conocimiento del deceso” del comunicador, explica la FGE.

El homicidio tuvo lugar el 19 del mes de marzo del año en curso, en el municipio de Yanga, cuando la víctima conducía un vehículo automotor en calle 2, entre avenidas 3 y 5 de la citada ciudad.

Ricardo Monlui auxiliaba en materias de difusión de la industria cañera a Daniel Pérez Valdez, de la Unión Nacional de Productores de Caña de Azúcar, y a Juan Carlos Molina Palacios, de la Confederación Nacional Campesina (CNC) que dirige Juan Carlos Molina Palacios en la entidad.

Los despachos informativos de Monlui también eran distribuidos en el periódico Diario de Xalapa y en la revista Análisis Político.

En Veracruz, durante el sexenio del priista Javier Duarte fueron asesinados Noel López Olguín, de Noticias de Acayucan; Miguel Ángel López Velasco, Misael López Solana, Gabriel Huge y Yolanda Ordaz, de Notiver; Guillermo Luna Varela, de Veracruz News; Esteban Rodríguez, de Diario AZ, y Víctor Manuel Báez Chino, de Milenio, así como Gregorio Goyo Jiménez de la Cruz, de Liberal del Sur.

A esa lista se suman los crímenes contra Moisés Sánchez Cerezo, editor de La Unión, y Juan Mendoza, quien durante décadas fue fotoperiodista de El Dictamen; Armando Saldaña, locutor de la Ke Buena; Juan Santos Cabrera, excorresponsal de Televisa en Orizaba; Anabel Flores, colaboradora de El Buen Tono y El Sol de Orizaba; Rubén Espinosa, colaborador de Proceso, y Pedro Tamayo, reportero de Al Calor Político.

Mención aparte merece el homicidio a la fecha impune de la corresponsal de Proceso en Veracruz, Regina Martínez Pérez, ahorcada y golpeada el 28 de abril de 2012 en su domicilio de la privada de Rodríguez Clara, pues han pasado más de mil 700 días y el gobierno de Duarte, el actual de Yunes Linares y la SSP y Fiscalía General del Estado han sido incapaces de encontrar al segundo presunto asesino, José Adrián Hernández Domínguez, El Jarocho, y apenas han logrado consignar a Jorge Antonio Hernández, El Silva, quien ya purga una condena de más de 32 años de prisión.

En el gobierno de Yunes han sido asesinados Ricardo Monlui Cabrera y el reportero de El Diario de Acayucan, Cándido Ríos Vázquez, Pavuche. De los 21 periodistas asesinados en Veracruz en los últimos seis años y medio, 19 casos continúan en la total impunidad.

Incluso el actual fiscal, Jorge Winckler Ortiz, se ha negado a reabrir las averiguaciones previas de los periodistas asesinados en el sexenio de Duarte.

Comentarios