“El Coss”, exlíder del CDG, se declara culpable en Corte de Texas

BROWNSVILLE, Tx. (apro).- Jorge Costilla Sánchez, El Coss, quien fuera jefe del Cártel del Golfo (CDG) se declaró hoy culpable de los delitos de conspiración para distribuir cocaína y mariguana en Estados Unidos, así como de dos acusaciones de asalto a oficiales federales, informó hoy el fiscal Abe Martínez.

El capo de 46 años era el jefe máximo de la organización criminal desde el 2003, cuando fue capturado Osiel Cárdenas, y se mantuvo en el puesto hasta el 2012, cuando fue arrestado en Tampico.

La Oficina del Fiscal de Distrito Sur de Texas informó que el capo nacido en Matamoros, Tamaulipas será presentado en la Corte el próximo 4 de enero de 2018 para recibir, de voz de la juez Hilda G. Tagle, una sentencia que será como mínimo de 10 años de prisión y hasta cadena perpetua, además de una multa que será establecida junto con la condena que reciba.

El fiscal explicó que cuando integraba el CDG, Costilla fue responsable de tomar decisiones estratégicas para manejar diversas células de la agrupación, lo que resultó en la importación de miles de kilogramos de cocaína y mariguana a Estados Unidos entre 1998 y el 2012.

La droga era traficada por los puertos de entrada de los condados texanos de Hidalgo y Cameron, y por el río Bravo, que colindan con los municipios de la frontera tamaulipeca, además de que utilizaba lanchas que llegaban a las costas de la Isla del Padre, explicó Martínez.

Los narcóticos luego eran distribuidos a diversas ciudades de la Unión Americana y las ganancias eran regresadas al Cártel en México, a través de un esquema de lavado de dinero en el que el efectivo era transportado en paquetes contrabandeados por la frontera.

También usaba cuentas bancarias para enviar dinero a su país, para disimular su naturaleza ilícita. Otros negocios en los que participaba el CDG era en los de cobro de piso para extorsionar a comerciantes, así como el tráfico de indocumentados y la obtención de cuotas de permiso para los narcotraficantes independientes.

Costilla Sánchez también reconoció su involucramiento en el asalto a dos oficiales federales en 1999, cuando los agentes estadounidenses circulaban en coche cerca de su domicilio. Los federales huyeron cuando fueron cercados por varios pistoleros del capo.

Comentarios