Un cuarto de millón de mexicanos perdió su vivienda por los sismos: Sedatu

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Rosario Robles, titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), aseveró hoy que alrededor de 250 mil mexicanos perdieron su vivienda en los terremotos de los pasados 7 y 19 de septiembre, un número que, según la funcionaria, equivale a la población de Colima.

Pero Robles se confundió: en 2015, la población en la entidad superaba tres veces esta cifra, pues más de 711 mil personas vivían en Colima, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi); en cambio, existían alrededor de 205 mil viviendas, a los que quizá se refería la funcionaria.

Durante el evento “Avances para la reconstrucción de los estados afectados por los sismos”, que se llevó a cabo hoy en Los Pinos, Robles informó que los terremotos dañaron cerca de 155 mil viviendas en el país –“desde daños menores, daños parciales, hasta daños totales”, precisó–, una cifra equivalente al número de viviendas construidas en 2016.

La titular de la Sedatu aseveró que Oaxaca resultó la entidad más afectada, con 33 mil viviendas dañadas, mientras que en Chiapas 16 mil 803 casas fueron afectadas. Dijo que en ambas iniciaron las labores de demolición, y que en un plazo de tres meses el gobierno federal habrá “consolidado el proceso de reconstrucción” de 55 mil residencias.

Presentó un primer balance –todavía parcial– del terremoto del pasado 19 de septiembre, que azotó el centro del país: 349 casas fueron dañadas en Morelos, tres mil 319 Puebla y mil 527 en el Estado de México.

Robles Berlanga insistió en que miles de personas siguen necesitando una “ayuda humanitaria importantísima”, ya que en ciertas entidades se acumularon los efectos de los terremotos con fuertes lluvias. “Los albergues que tenemos habilitados no son suficientes todavía para quienes han dejado sus casas a pesar de que están en buenas condiciones”, señaló.

Comentarios