Mexicano se alista para participar en el Espartatlón, carrera de 246 km sin parar

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El ultamaratonista mexicano Marco Antonio Zaragoza Campillo participará este fin de semana en el Espartatlón, carrera que consiste en realizar un trayecto de 246 kilómetros sin parar, desde Atenas hasta Esparta.

El alumno del doctorado en Ciencias Bioquímicas, del Instituto de Fisiología Celular de la UNAM, posee el récord mexicano en Mundial de Ultradistancia, que es de 208.9 kilómetros en 24 horas.

Marco Antonio, de 32 años de edad, comenzó a correr de manera formal hace apenas dos años y poco más de un año a participar en carreras de larga distancia.

“Esta carrera del Espartatlón rememora en realidad la hazaña de Filípides en el año 430 a.c. Este personaje recorrió desde Atenas hasta Esparta y después de regreso, incluyendo la llanura de maratón. Esos son más de 500 kilómetros y los recorrió en una semana, por eso se murió”, comenta. Desde entonces, a Filípides se le considera un héroe de la Antigua Grecia y es la figura central de la historia que inspiró el acontecimiento deportivo moderno del maratón.

El deportista agregó que “el recorrido ahora consiste en realidad en la mitad de lo que hizo Filípides y consta de 246 kilómetros”, con un límite para completar el reto del Espartatlón 36 horas.

A la carrera clasificaron los corredores que poseen las mejores marcas de larga distancia del mundo. “La organización revisa el currículum de los competidores y evalúa a quién acepta y a quién no”, mencionó.

Marco recibió la invitación luego del Mundial de Ultradistancia, que se llevó a cabo en Belfast, en julio pasado, donde implantó la marca mexicana.

Zaragoza Campillo dice sentirse bien, ya que “conozco mi cuerpo y sé de mis capacidades, lo bien que he entrenado y estoy confiado en poder terminarlo en menos de 30 horas, ese es mi reto”.

Agregó que “si lo hago en 29 horas, habrá sido un magnífico resultado y habré roto otra marca mexicana para este recorrido, que es de 33 horas para esta distancia”.

De acuerdo con un comunicado de Deporte UNAM, la preparación de Marco consistió en ejercicios de velocidad, repeticiones, fuerza en cuestas y en los fines de semana, realiza distancias de 100 kilómetros, en 9 horas con 50 minutos, aproximadamente.

En su entrenamiento de distancia efectúa algunas paradas de abastecimiento, en las cuales ingiere además de líquidos (agua, bebida isotónica e incluso refresco de cola, en ocasiones), también semillas, plátano, manzana, algún sándwich o inclusive lentejas, geles y pastillas de potasio, que le aportan la rehidratación, proteínas y carbohidratos, para llevar a cabo los largos recorridos.

Comentarios