Presunto líder del CJNG abatido fue detenido en 2016; PGJ de Guanajuato lleva el caso: PGR

GUANAJUATO, Gto. (apro).- Yunuel Guerrero Alvarado, supuesto jefe de plaza del Cártel Jalisco Nueva Generación abatido en un enfrentamiento con corporaciones federales y estatales en una carretera estatal, había sido detenido a fines de noviembre del año pasado por agentes de la Policía Federal (PF) del mismo destacamento que intervino este jueves.

Aparentemente, el presunto líder delictivo viajaba en el mismo automóvil Grand Marquis blanco en el que había sido interceptado en noviembre del 2016 por agentes de la Federal de la Estación San Luis de la Paz, junto con otras tres personas, todos originarios de San Luis de la Paz.

La Procuraduría General de la República (PGR), a través de la delegación en León, evitó responder a Apro sobre la situación legal de Guerrero Alvarado.

“El asunto (relacionado con el presunto delincuente) lo tiene la Procuraduría General de Justicia del estado, no PGR”, fue el único comentario.

Según informó la propia PF en esa ocasión, a Guerrero Alvarado se le capturó cuando conducía el auto con placas GWC1227, de Guanajuato, en el que él y sus acompañantes llevaban un arma, una pipa de vidrio con residuos de droga y un frasco de fármaco utilizado para ‘dormir’ personas.

Yunuel Guerrero logró correr de la carretera hacia la maleza, pero fue alcanzado, capturado y presentado al Ministerio Público en San José Iturbide, según lo referido por la PF en su informe a medios de ese entonces.

Entonces, se le relacionó en una investigación por el robo a un tractocamión que transportaba artículos electrodomésticos.

Diez meses después, Yunuel Guerrero fue nuevamente interceptado luego de un enfrentamiento a tiros en un punto de la carretera San Luis de la Paz-San José Iturbide, a bordo de un Grand Marquis blanco y con un grupo de hombres armados en otros vehículos.

Los ministeriales lograron asegurar en el sitio a un hombre identificado como Salvador Sandoval Sandoval, de 38 años de edad, quien dijo ser originario de Michoacán.

Sin embargo, otras cuatro personas lograron huir y se internaron entre la maleza a un costado de la carretera, por lo que personal de la Policía Federal y ministeriales estatales efectuaron un operativo de búsqueda.

A unos 300 metros al interior, los agentes se enfrentaron en un nuevo tiroteo contra los civiles armados. Allí lograron asegurar a tres de los sujetos, cuyas identidades se desconocen.

Yunuel Guerrero Alvarado, de 33 años, murió en el tiroteo.

Los presuntos sicarios tenían por lo menos 11 armas, entre ellas tres rifles R15, y también se les aseguraron dos camionetas, una de ellas con placas de San Luis Potosí.

Comentarios