Ultramaratonista rompe la marca mexicana en el Espartatlón

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- El ultramaratonista Marco Antonio Zaragoza Campillo rompió el récord mexicano en el Espartatlón 2017, al recorrer 246 kilómetros sin parar, desde Atenas hasta Esparta, en un tiempo de 32 horas, 30 minutos y 4 segundos.

“Es un gran orgullo haber finalizado la carrera, pocos lo logran, espero que esta marca sea un reto para los corredores mexicanos y un ejemplo de que todo se puede lograr en esta vida con trabajo y dedicación”, señaló Marco Antonio este sábado, luego de finalizar la competencia.

“Esta experiencia debe dejar un precedente para las futuras generaciones e incrementar el nivel del atletismo de resistencia en México”, añadió.

La marca para un mexicano en esta carrera, que se celebra desde 1983, pertenecía a Iván Dagnino Gean (33.01:56), en 2016. El récord de la competencia pertenece al girego Yiannis Kouros (20:25:00), logrado en 1984, a la edad de 28 años.

“Esta carrera del Espartatlón rememora en realidad la hazaña de Filípides. Este personaje corrió desde Atenas hasta Esparta, de ida y vuelta, incluyendo la llanura de maratón. Esos son más de 500 kilómetros y los recorrió en una semana, y después murió”, explicó el corredor unos días antes de viajar a Grecia para la edición 35 del evento.

De acuerdo con un comunicado de Deporte UNAM, el alumno del doctorado en Ciencias Bioquímicas, en el Instituto de Fisiología Celular de esa casa de estudios, ostenta también el récord mexicano en Mundial de Ultradistancia (208.9 kms en 24 horas), competencia que se celebró en Belfast, Irlanda del Norte, en julio pasado.

Filípides era un soldado ateniense que realizó dicho trayecto con la finalidad de pedir ayuda a los espartanos para enfrentar al ejército persa en la llamada “Batalla de Maratón”, en el año 490 a.c. Desde entonces se le considera un héroe de la Antigua Grecia y es la figura central de la historia que inspiró el acontecimiento deportivo moderno del maratón.

El recorrido ahora consiste en realidad en la mitad de lo que hizo Filípides y consta de 246 kilómetros.

Con 64 kilos de peso, este atleta, quien hasta hace dos años no corría, se ha convertido en todo un ejemplo ha seguir, pues demostró que nunca es tarde para empezar a hacer ejercicio y ser capaz de romper récords en competencias inimaginables para el ser humano, señala Deporte UNAM.

Este año, el Espartatlón, tuvo una participación de más de 50 corredores y el primer lugar lo obtuvo el lituano Aleksandr Sorokin, de 36 años, 22 horas, 4 minutos y 4 segundos.

Comentarios