El CICM prepara una norma de reconstrucción “rigurosa” para la CDMX

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El Colegio de Ingenieros Civiles de México (CICM) informó que en coordinación con el Instituto de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México UNAM (Iingen) y la Sociedad Mexicana de Ingeniería Estructural (SMIE), preparan una norma de reconstrucción “rigurosa” para la capital.

Esa nueva norma dará certeza a las edificaciones que quedaron en pie y las que se construyan en el futuro para soportar sismos como el del pasado 19 de septiembre, apuntó Fernando Gutiérrez Ochoa, presidente del CICM.

La disposición, dijo, se presentará en un lapso de dos semanas, y con ella se busca actualizar el reglamento para la reedificación y rehabilitación de inmuebles afectados.

“Se tienen previstas modificaciones al reglamento, con la idea de actualizar y renovar con base en el conocimiento que se adquirió sobre la seguridad de las construcciones”, puntualizó en el noticiario en línea que conduce Carmen Aristegui.

Añadió: “La norma la sacaríamos en aproximadamente dos semanas a efecto de que pueda presentarse y sea con la cual los que van a reconstruir y rehabilitar sus edificios sea bajo los nuevos lineamientos, ya considerando los efectos de un sismo con la intensidad del ocurrido el 19 de septiembre”.

De acuerdo con Gutiérrez, la mayoría de los edificios que se cayeron o sufrieron daños estructurales en la Ciudad de México tenían entre cuatro y siete niveles y habían sido construidos antes del terremoto de 1985.

El del pasado 19 de septiembre, agregó, fue “un sismo diferente” a lo que habían estudiado los ingenieros porque “generó una onda muy fuerte entre la zona firme y la del lago”.

En cuanto a la revisión de los inmuebles y el trabajo de los Directores Responsables de Obra (DRO) en la capital mexicana, señaló que están capacitados para hacer una primera evaluación, sin embargo, para edificios con mayores daños la Procuraduría General de Justicia asigna a peritos expertos que analizarán las estructuras.

Lo que viene para México luego de los movimientos telúricos, subrayó, es la reconstrucción físicamente hablando y las actividades con las universidades.

“Estamos convencidos de que tenemos que buscar y capacitar al personal de las universidades, tanto académicos como estudiantes, porque serán los que localmente podrán apoyar a la sociedad, y planteamos esquemas como la autoconstrucción, que debe ser supervisada por los académicos, ingenieros locales y la sociedad”, concluyó el presidente de la CICM.

Comentarios