Directora del Rébsamen niega haber recibido citatorios de la Procuraduría capitalina

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El caso del Colegio Enrique Rébsamen, en el que murieron 19 niños y siete adultos el martes 19 de septiembre, tomó un giro inesperado luego de que esta tarde la directora y propietaria del plantel, Mónica García Villegas, saliera a desmentir los señalamientos de sus supuestas dos ausencias a las comparecencias emitidas por la Procuraduría General Justicia de la Ciudad de México (PGJ-CDMX).

A ello se suma que, repentinamente, la misma Procuraduría informó esta tarde que García Villegas ya no será requerida por el Ministerio Público y que se da por sentado que la directora está enterada de las acusaciones en su contra.

En una carta enviada a los medios de comunicación esta tarde, García Villegas aseguró que hasta el día de hoy no ha recibido alguna notificación o citatorio por parte de la dependencia que encabeza Edmundo Garrido Osorio, para comparecer por la supuesta presentación de un documento de uso de suelo apócrifo el año pasado, mismo que los padres de familia atribuyen que podría ser la causa del derrumbe de uno de los edificios de la escuela.

Contrarias a las versiones que se manejaron en diversos medios esta mañana, sobre la ausencia a dos comparecencias ante la Fiscalía Desconcentrada de Investigación de Delitos Ambientales y en Materia de Protección Urbana, la directora aseguró estar dispuesta a responder bajo derecho a los llamados de la Procuraduría local o cualquier instancia federal que así se lo requiera.

Para ello, anunció que nombrará a un representante legal que atenderá cualquier asunto relacionado con el colegio, incluso quedará al pendiente de las dudas de los padres, según se advierte en el documento fechado este martes 3 de octubre y en el cual se observa la firma de la propia directora.

La respuesta pública de García Villegas se difundió horas después de un mitin en el que participaron al menos 50 personas a las afueras del colegio ubicado en la Calzada de las Brujas y División del Norte.

Los manifestantes repudiaron la actuación de las autoridades ante la construcción aparentemente irregular de un cuarto piso, además de que exigían la presentación de la directora y de todos los presuntos responsables.

“No queremos un Rébsamen más, ninguna otra escuela, ningún otro padre o mexicano que sufra por esto”, clamaron los inconformes.

Ante los desmentidos de la directora, el procurador Edmundo Garrido respondió a los cuestionamientos de los medios que la dueña de la escuela ya no será citada por el Ministerio Público, y señaló que una vez que se deslinden responsabilidades, la Policía de Investigación estará en condiciones de realizar las detenciones correspondientes.

El procurador también negó la apertura de otra carpeta de investigación en contra de la señalada, en razón de que, afirmó, ya suman 38 las que se iniciaron por oficio una vez ocurrido el derrumbe y las imputaciones directas de los padres afectados.

También existe una denuncia penal presentada por la jefa delegacional de Tlalpan, Claudia Sheinbaum Pardo, del 28 de septiembre, por la presunta responsabilidad de la directora en la muerte de las 26 personas por el derrumbe.

Garrido Osorio también aseguró que ya había sostenido una reunión privada con los padres de familia, en la que se había informado de los avances en las diligencias y donde se pactaron posteriores encuentros.

Comentarios