La directora de colegio Enrique Rébsamen fue requerida en tiempo y forma: PGJ

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Procuraduría General de Justicia (PGJ) capitalina desmintió a la directora del colegio Enrique Rébsamen, Mónica García Villegas, y exhibió copia del citatorio ministerial que le hizo llegar el pasado 28 de septiembre para que se presentara ante el agente del Ministerio Público Unidad Sin Detenido turno B, con domicilio en la calle Gabriel Hernández 56, tercer piso, colonia Doctores.

Ayer, la directora de la escuela –derruida tras el sismo del 19 de septiembre– hizo llegar una carta a los medios de comunicación, en la que negó que hubiera recibido el citatorio.

Hoy la PGJ divulgó la copia del documento para demostrar que Mónica García sí fue requerida en tiempo y forma por la autoridad ministerial, para conocer de las imputaciones que pesan en su contra por uso de documentación apócrifa, entre otros delitos.

Se trata de un documento oficial de la Fiscalía Desconcentrada de Investigación en Delitos Ambientales y en Materia de Protección Urbana que fue entregado en la calle Berlín 5o piso, colonia Juárez, delegación Cuauhtémoc, y que a la letra dice:

“Solicito se presente ante el agente del Ministerio Público Unidad sin Detenido turno B, con domicilio en la calle Gabriel Hernández 56, tercer piso, colonia Doctores, delegación Cuauhtémoc, en la Ciudad de México.

“A las 13:00 horas con cero minutos del día 2/10/2017 dos de octubre de dos mil diecisiete, con el objetivo de que en su calidad de imputado, acompañado de abogado particular o defensor de oficio, y una vez que se le hagan saber los derechos que le otorga la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y demás ordenamientos jurídicos aplicables:

“Efectúe su entrevista ministerial con relación a los hechos que dieron origen a la carpeta de investigación que al rubro se cita, haciéndole de su conocimiento que tiene derecho a presentarse acompañado de un defensor que deberá ser licenciado en Derecho o abogado titulado con cédula profesional y en caso de no asistir con un abogado se le asignará un defensor público.

“Se le apercibe que de no presentarse a la fecha y hora señalada se le impondrá una medida de apremio consistente en 20 días de salario mínimo vigente de conformidad con el Artículo 104 fracción I, inciso B, del código nacional de procedimientos penales”, precisa el citatorio firmado al calce por Luz Razo Torres el 28 de septiembre de 2017 (carpeta de investigación CI-FEDAPUR/A/UI-2 C/D/00111/02-2017).

La víspera, el procurador capitalino Edmundo Garrido Osorio aseguró que la dueña del colegio Rébsamen ya no será citada porque rehusó a su derecho constitucional de conocer las imputaciones en su contra.

De hecho, mencionó que una vez que se integre debidamente la carpeta, la Policía de Investigación estará en condiciones de realizar las detenciones necesarias.

Comentarios