Estado Islámico insiste en reclamar como suya la matanza en Las Vegas

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El grupo extremista Estado Islámico (EI) aseguró de nuevo que un “soldado del califato” fue el responsable del ataque del domingo pasado en la ciudad estadunidense de Las Vegas, que dejó al menos 59 muertos y más de 525 heridos.

Pese a las negativas de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) de que el caso está vinculado al grupo yihadista, el EI afirmó en una declaración que la masacre fue obra de “Stephen Maddock”, uno de sus soldados cuyo nombre de guerra es “Abu Abdul Bar al-Amriki”, que significa “El Americano”.

La policía de Las Vegas identificó a Stephen Craig Paddock como el hombre que abrió fuego desde el piso 32 del Mandalay Bay Resort and Casino, matando a más de 59 personas e hiriendo a al menos 527 en lo que representa el tiroteo más mortífero en la historia moderna de Estados Unidos.

El agresor, de 64 años, originario de Mesquite, Nevada, disparó durante unos diez minutos contra los asistentes del festival de música country de la Ruta 91 en Harvest, la noche del domingo.

El nuevo reclamo de los terroristas fue difundido hoy en el sitio árabe Nashir News, medio de comunicación utilizado por el califato, de acuerdo con el reporte de la cadena de noticias Al Bawaba.

En su breve declaración, el EI aseguró que Maddock (es decir, Stephen Craig Paddock) era uno de sus soldados y que atendió el llamado de la organización para atacar a Estados Unidos, que encabeza la coalición contra los yihadistas en Irak y Siria.

El lunes pasado, en su primer intento por reclamar la autoría de la matanza, el Estado Islámico dio a conocer que el agresor “se convirtió al Islam desde hace varios meses”.

Con información de Notimex

Comentarios