Este jueves vence plazo concedido por Trump a dreamers para renovar permisos

WASHINGTON (apro).– Este jueves 5 de octubre se venció el plazo que dio el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a los inmigrantes indocumentados que siendo menores de edad llegaron a la Unión Americana, para renovar sus permisos de residencia y empleo por un plazo de dos años.

El Departamento de Seguridad Interior (DHS, por sus siglas en inglés) informó que hasta esta mañana quedaban pendientes las solicitudes de renovación de permiso de 42 mil inmigrantes indocumentados elegibles para renovarlos.

El pasado 5 de septiembre, Trump, a través del Departamento de Justicia, anunció el fin de la llamada Acción Diferida para Arribos en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés) instrumentada por el expresidente Barack Obama en junio de 2012.

La decisión de Trump otorgó un plazo de un mes (a partir de la fecha del anuncio) para que 154 mil inmigrantes, de los 800 mil que se beneficiaron con DACA renovaran sus permisos de residencia y empleo temporal.

La medida anunciada por el gobierno de Trump concedió un plazo de seis meses al Congreso federal estadunidense, para definir un proyecto de ley que regularice el estatus de residencia y laboral de los 800 mil inmigrantes acogidos por DACA; a quienes se les conoce con el apelativo en inglés de dreamers (soñadores).

Si el Congreso federal no legisla respecto a DACA, la medida instrumentada por Obama queda determinada como una ilegalidad y por ende los 800 mil inmigrantes acogidos por la Acción Ejecutiva, -a quienes sus permisos de empleo y residencia temporal se les venza en esa fecha y en posteriores– entran en la categoría de inmigrantes indocumentados y estarían sujetos a deportación.

Las autoridades migratorias federales de Estados Unidos tienen toda la información de los soñadores: dónde viven, dónde estudian, quiénes son sus padres, dónde trabajan, sus huellas dactilares, etcétera, por lo que su eventual captura con fines de deportación sería muy fácil de llevar a cabo, en caso de que el Congreso no los rescate antes del plazo que les marcó la Casa Blanca.

El DHS informó que desde que Trump anunció el fin de DACA hasta este miércoles 4 de octubre, 110 mil soñadores habían sometido a renovación sus permisos de estancia y empleo temporal, de los 154 mil cuyos documentos de residencia y trabajo por dos años caducan antes del 5 de marzo del 2018.

En el DHS apuntaron que están pendientes por si los 42 mil soñadores que se supone deberían renovar sus permisos antes de la medianoche de este jueves 5 de octubre, presentan su pedido de revalidación antes de que se venza el plazo.

Cuando anunció el fin de DACA y el plazo de seis meses que concedió Trump al Congreso, el Departamento de Justicia
indicó que entre el 5 de septiembre y el 5 de octubre de este año, todos los permisos sometidos a renovación serán canalizados de manera individual, por lo que no se garantizaba la validación por otros dos años a cada peticionario; sólo a quienes cumplieran con las condiciones establecidas en el programa.

De acuerdo con las estadísticas del DHS, a partir del 5 de marzo de 2018 cada mes caducarán en promedio unos 30 mil permisos de trabajo y residencia temporal de soñadores.

Después del anuncio del fin de DACA, el presidente Trump y los líderes de la minoría demócrata del Congreso federal, Nancy Pelosi, en la Cámara de Representantes, y Charles Schumer, del Senado, presuntamente llegaron a un acuerdo para definir un proyecto de ley que convierta a los soñadores en residentes permanentes.

Los demócratas informaron que el compromiso con el presidente incluye una legislación para fortalecer los mecanismos de seguridad en la frontera con México, pero excluye el pedido presupuestal de la Casa Blanca de unos mil 600 millones de dólares para construir un muro en la frontera sur, como quiere el mandatario.

Sin embargo, esta semana Trump se reunió en la Casa Blanca con los líderes de la mayoría republicana en el Capitolio, y algunos ellos aseguraron que no es verdad todo lo que Pelosi y Schumer dijeron sobre el presunto acuerdo con el presidente respecto al futuro de DACA y agregados legislativos.

En el Capitolio ya circulan varios proyectos de ley bipartidarios para regularizar el estatus de los soñadores, pero hasta el momento no ha iniciado ningún proceso de análisis, debate y votación en los subcomités y comités de alguno, como corresponde para que pueda ser considerada en los plenos de las dos cámaras del poder legislativo.

Comentarios