Obtienen amparo para no regresar a clases ante riesgo en escuela de la delegación Cuauhtémoc

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Los alumnos y la asociación de padres de familia de la escuela primaria “Jaime Nunó”, ubicada en la delegación Cuauhtémoc, obtuvieron una suspensión provisional contra la orden de la Secretaría de Educación Pública (SEP) para que se reanudaran las actividades académicas suspendidas tras el sismo del 19 de septiembre.

El Juez Cuarto de Distrito en Materia Administrativa en la Ciudad de México, Juan Pablo Gómez Fierro, estimó que las circunstancias particulares del caso permitían otorgar la medida cautelar, pues aun cuando existe un dictamen de seguridad estructural, en el que una Directora Responsable de Obra (DOR) manifestó que la escuela estaba en buen estado y sin daños, también asentó que no era operable porque el edificio colindante se encontraba en riesgo.

En ese sentido, el juez Gómez Fierro consideró que reanudar las actividades académicas en esa escuela implicaba que el daño que pudieran sufrir los estudiantes no sólo era inminente, sino que podría ser irreparable.

Destacó que el interés en que se continúe con el ciclo escolar en los planteles de la Ciudad de México no puede estar por encima de la integridad física de los alumnos, y subrayó que el sólo hecho de que los estudiantes se encuentren en riesgo de vivir un episodio traumático, porque el edificio colindante a su centro escolar se encuentra dañado, hacía necesario que se disminuyera el peligro de que eso sucediera, evitando trastornos de estrés postraumático o agudo.

Por ello, resolvió conceder la protección de la justicia para que las autoridades responsables suspendan el regreso a clases en la escuela primaria “Jaime Nunó” ubicada en la calle de Allende número 120, colonia Ampliación Morelos.

La medida cautelar es provisional y estará vigente hasta que se lleve a cabo la audiencia programada para el próximo lunes 16.

(Con información de MVS)

Comentarios