Gómez del Campo pide incrementar a 400 mil pesos el monto para damnificados en la CDMX

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La senadora panista Mariana Gómez del Campo pidió al Ejecutivo federal modificar los lineamientos de operación del Fideicomiso Fondo de Desastres Naturales (Fonden), con el fin de incrementar los recursos para las personas que resultaron damnificadas en la capital tras el sismo del 19 de septiembre.

Durante la presentación de la plataforma del Atlas de Riesgo de la Ciudad de México, la legisladora solicitó al presidente Enrique Peña Nieto que gire instrucciones a las secretarías de Gobernación (Segob) y de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para elevar a 400 mil pesos por damnificado el monto máximo para la construcción y reconstrucción de viviendas por pérdida total.

El monto del Fonden, que hasta el 29 de septiembre fue aprobado con un máximo de 120 mil pesos, tendría que ser mayor, toda vez que el contexto urgente de reconstrucción se traduce en más recursos, aseguró la integrante de la Comisión de Protección Civil en el Senado.

“Estamos conscientes de que lo que ocurre en la Ciudad de México es muy distinto a lo que ocurre en otros estados. Aunque todos somos importantes no queremos que nos dejen fuera de la estrategia. Necesitamos que baje el recurso”, dijo.

La panista también pidió “de manera respetuosa” erradicar el criterio del Fonden que establece que las familias objetivas para los recursos son aquellas con “pobreza patrimonial”.

Según Gómez, este criterio de elegibilidad dejaría fuera a gran parte de los damnificados capitalinos por la plusvalía de las zonas en las que viven, especialmente de las delegaciones Benito Juárez y Cuauhtémoc, dos de las demarcaciones más afectadas.

Como tercer punto, la legisladora solicitó que se homologuen los lineamientos de operación con la administración pública federal, pues mientras se confiere a la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) la materia de planeación habitacional, las solicitudes para la atención a viviendas dañadas, dijo, se hacen en la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol).

“Estamos haciendo la petición concreta de poder hacer estas modificaciones a los lineamientos para que la Ciudad de México y sus damnificados sí se vean beneficiados. Necesitamos ayuda de la Federación. No podemos pensar que con lo que tenemos aquí vamos a poder salir a adelante durante los próximos meses. No dejaremos sola a la gente de nuestra ciudad”, aseguró.

La senadora panista aprovechó su intervención para señalar que las delegaciones Cuajimalpa, Milpa Alta, Tlalpan y Venustiano Carranza han fallado en sus obligaciones de actualizar las zonas de peligro y riesgo de sus demarcaciones, pues desde 2013, apuntó, no han enviado esos datos a la Secretaría de Gobierno local, mismos con los que se actualiza el Atlas de Riesgo de la capital.

“La tarea de nutrir este Atlas Público de Peligros y Riesgos de la Ciudad de México no solamente es del gobierno de la capital. Si las delegaciones no están haciendo su trabajo, si no envían la información como debe ser, va a ser difícil que podamos tener un excelente Atlas de Riesgo de la ciudad”, subrayó.

Sobre las demarcaciones que sí cumplieron con enviar la información respectiva, señaló que Benito Juárez y Gustavo A. Madero lo hicieron en 2013; Álvaro Obregón, Iztacalco, Iztapalapa y Magdalena Contreras, en 2014; Cuauhtémoc, un año después; Tláhuac, en 2016, y Coyoacán, Xochimilco y Miguel Hidalgo, este año.

“Los que no aparecen en la lista no han hecho su trabajo correctamente. A lo mejor lo tienen guardado en un cajón y lamentablemente no se ha podido concentrar la información como tal”, refirió.

Por su parte, el jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, reiteró la petición a las áreas de protección civil de las demarcaciones faltantes para que hagan llegar los datos a la administración central.

Comentarios