El brinco del “Bronco”

Como candidato independiente a gobernar Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón fustigó a los políticos que chapulineaban, es decir, dejaban su cargo para saltar a otro sin haber concluido las tareas para las que fueron electos. Sin embargo, el miércoles 4 anunció que iría por la Presidencia de la República aunque tuviera que “pedir permiso” a los nuevoleoneses mediante firmas de apoyo, y “pedirles disculpas, si es necesario”.

MONTERREY, NL. (Proceso).- – En su campaña para la gubernatura de Nuevo León, el entonces candidato independiente Jaime Rodríguez Calderón lanzó trallazos contra los partidos políticos, a los que dijo repudiar.

El pasado miércoles 4 el mandatario estatal anunció que el sábado 7 de octubre se registraría ante el Instituto Nacional Electoral (INE) como precandidato a la Presidencia de la República, aun cuando en su proselitismo de 2015 atacó el chapulineo de los políticos tradicionales, es decir, la práctica de abandonar el puesto para el que fueron electos y buscar otro, sin importarles la confianza que recibieron de sus votantes.

En numerosas entrevistas para la prensa y la televisión, El Bronco repitió que el chapulineo era “inmoral”, por lo que él permanecería los seis años en el puesto, ya que era un hombre de palabra y terminaba lo que había iniciado.

Con todo, el mismo miércoles dijo que para no ser objeto de reproches iba a pedirle permiso a la ciudadanía mediante la recolección de firmas de respaldo que el INE estipula como requisito para su registro.

El sábado 14 vence el plazo que el INE estableció para que los precandidatos independientes presenten su carta de intención a fin de participar en los comicios presidenciales de 2018. Si se acepta la documentación, se les entregarán sus constancias de aspirantes.

A partir del día siguiente se abre un plazo de 120 días para que dichos aspirantes recaben, al menos en 17 estados, el 1% de firmas de ciudadanos inscritos en la lista nominal (unos 860 mil), quienes no podrán ser convocados por radio ni por televisión.

Antes el respaldo se expresaba con firmas que se recolectaban en la calle. Esta vez el INE, por vez primera en la historia comicial de México, proporcionará una aplicación (App) para que los aspirantes consigan el apoyo de los electores por teléfono móvil, lo que es más sencillo, rápido y económico. No obstante, la autoridad permite un gasto de hasta 33 millones 611 mil 208 pesos durante esta etapa.

Con su permiso…

El pasado miércoles 4 se cumplieron dos años de la llegada de Rodríguez Calderón a la gubernatura nuevoleonesa, a la que llegó con una votación histórica de 1 millón de sufragios.

En una entrevista para el programa de Radio Fórmula Ciro Gómez Leyva por la mañana, El Bronco anunció que se registraría ante el INE como aspirante a la Presidencia de la República:

“Yo creo que sí voy a buscar esa posibilidad de, primero, hacer acá en Nuevo León un referéndum y creo que las firmas me darían esa posibilidad de iniciar en el estado. Yo dije que tengo un compromiso en Nuevo León y quiero cumplirlo. Pero quiero pedirles permiso a sus ciudadanos, no sé si me lo den”, le dijo al conductor Gómez Leyva.

Explicó que se fijó la meta de obtener 1 millón de firmas de apoyo, más de las que pide el INE, a fin de prever el rechazo de algunas. A la vez, como una forma de hacer su “referéndum”, se propuso obtener la mitad de esas firmas solamente en Nuevo León, lo que implicaría que sus gobernados le dan permiso de contender por la Presidencia.

Si lo consigue, agregó, solicitará licencia de seis meses para continuar con la colecta y eventualmente registrarse como candidato.

Después de informar a los medios nacionales, Rodríguez Calderón les detalló a los reporteros locales que le encargará la recolección de firmas a la asociación civil La Nueva Independencia.

“No seré yo de manera personal, porque tampoco distraeré los recursos públicos y no será nadie del equipo del gobierno. Buscaré un equipo alterno, pues hay mucha gente que me quiere ayudar y lo intentaremos. Si nuevo León me da la oportunidad, tengo luego que ir al país, porque esto no es nada más en el estado”, expuso.

También tuvo que aclarar en qué se diferencia su plan del chapulineo de “los políticos”. Aclaró que “la diferencia aquí es que debemos pedirle permiso al ciudadano. En los partidos sólo les piden permiso a sus jefes en una asamblea”.

Tras aceptar que su aprobación entre los ciudadanos ha disminuido, dijo que si no consigue suficientes firmas su popularidad “se va a ir a los suelos”.

Diputados locales condenaron la decisión del Bronco de dejar la gubernatura para cristalizar su proyecto personal.

Señalaron que su “nueva aventura” generaría problemas porque aún no se define cómo será sustituido si su plan prospera y en el Congreso local no se ha discutido la posibilidad de darle la licencia en caso de que la solicite.

El líder de la fracción del PAN, Arturo Salinas, se mostró decepcionado con la decisión del Bronco y anticipó que, contra la justificación del gobernador, tendrían que involucrarse funcionarios en la recolección de firmas:

“No va a cumplir esa parte. Y que empiece a aclarar quién va a pagar los sueldos de esas personas que van a recolectar las firmas. Me gustaría saber si con su sueldo de gobernador va a alcanzar a cubrir el pago de todas las personas que trabajarán para él en esto, pagando viáticos, gasolina y copias. Hay mucho qué aclarar.”

Por ese motivo anunció que el PAN exigirá al INE que fiscalice rigurosamente los recursos empleados para ese propósito.

“Demandamos que la Unidad de Fiscalización del INE ponga lupa en esos recursos para ver de dónde vienen. Evidentemente nosotros, en el Congreso y a través de la Auditoría Superior del Estado, estaremos atentos para que no se desvíen recursos y lo que se detecte será sancionado”, señaló Salinas.

El coordinador de la bancada del PRI, Marco González Valdez, resaltó la incongruencia del Bronco:

“Ya sabíamos que esto iba a suceder; así lo había dado a entender desde hace dos meses. Es una decisión personal del gobernador y le deseamos éxito para que pueda reunir las 500 mil firmas que dijo y tenga el aval de la ciudadanía para que pueda aventurarse a esa nueva intención.

“La figura de Jaime nunca ha sido congruente… Si la gente le da las firmas, pues se podrá ir, aunque a lo mejor le van a firmar para que se vaya, no por mérito, sino porque no quieren que siga en el estado.”

Samuel García, coordinador de Movimiento Ciudadano, coincidió en que el gobernador incumple su compromiso de permanecer en el puesto hasta la conclusión de su mandato, en 2021:

“Estoy decepcionado y molesto porque confié en que el gobernador se iba a reivindicar y reflexionar. Hoy nos queda claro que sus aspiraciones personales están por encima de Nuevo León, que hay una total incongruencia entre lo que dijo en campaña y lo que va a hacer. Realmente me preocupa porque hasta en redes todos los comentarios son en su contra.”

El viernes 6, en entrevista con Carmen Aristegui en su portal Aristegui Noticias, El Bronco admitió que hay molestia en la ciudadanía porque había prometido no dejar el puesto:

“Reconozco que hoy me está haciendo daño eso. Hay un desgaste, un rechazo de la sociedad que me recuerda eso, pero también estoy viendo que hay una parte de la sociedad que me pide que busquemos enfrentar a los partidos políticos del gobierno y aprovechemos esa experiencia que pasó en Nuevo León. Por eso te dije al principio de la entrevista que estoy en esa encrucijada de la decisión.

“Sé que lo dije, lo reconozco, pero sé que tengo que buscar y hacer comprender a la sociedad nuevoleonesa. Si lo logro estaré enfrentando esta adversidad que yo mismo provoqué y debo ser responsable de ello. Lo enfrentaré, no me atemorizo, sé que debo hacerlo. Debo pedir permiso a los nuevoleoneses y pedirles disculpas, si es necesario.”

Además, afirmó que financiará la colecta de firmas con los recursos que obtenga de la venta de su cosecha de sus cultivos de nuez, más la ayuda de amigos.

Este reportaje se publicó el 8 de octubre de 2017 en la edición 2136 de la revista Proceso.

Comentarios