Gobierno de Veracruz cancela gasoducto promovido por alcalde priista de Xalapa

XALAPA, Ver. (apro).- El gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares canceló de facto la obra que la empresa Gas Natural del Noreste pretende construir: un gasoducto de 12 kilómetros que atraviese los municipios de Xalapa, Coatepec y Emiliano Zapata.

El secretario de Infraestructura y Obras Públicas (SIOP), Julen Rementería del Puerto, informó que “clausuraron de facto” los más de 200 metros de tubos que la empresa había instalado de forma arbitraria, aprovechando la reconstrucción con pavimento hidráulico de la carretera Xalapa-Coatepec.

Durante su visita de supervisión de los trabajos de reconstrucción de dicha autopista, el funcionario mostró a la prensa “los permisos vencidos” que la empresa Gas Natural del Noreste en su momento tramitó ante dependencias estatales y el Ayuntamiento de Xalapa, principal impulsor de la construcción del gasoducto.

En mayo pasado, el cabildo de Xalapa autorizó la construcción del sistema de distribución de gas que pasaría por las avenidas Lázaro Cárdenas, 20 de Noviembre y Circuito Presidentes, hasta su confluencia con la carretera Xalapa-Coatepec.

Rementería del Puerto se hizo acompañar de un notario público para constar que el gobierno de Yunes Linares se “deslindaba” de otorgar permisos para la instalación de infraestructura que permita el traslado de energía por la vía subterránea.

“Es cierto que el Ayuntamiento de Xalapa le dio un permiso a la empresa que pretende instalar este ducto, pero es un permiso ya vencido en el que el gobierno del estado no tiene injerencia alguna y hoy nos pone en incertidumbre”, aseguró.

Sin embargo, el titular de la SIOP admitió que, en un futuro, la empresa Gas Natural del Noreste podría tramitar de nuevo “los permisos” ante dependencias estatales y el propio Ayuntamiento de Xalapa.

“Están intentando renovarlo, pero hoy no hay permiso. Hay una clausura de facto, no hay permiso, ya no pueden trabajar. En la obra contratada de reencarpetamiento no hay nada de ductos, los tubos que trajo la otra empresa (Gas Natural del Noreste) quedaron ahí varados”, aclaró.

En un recorrido hecho por apro se observó que es casi un kilómetro lo instalado de forma arbitraria por la empresa.

Por su parte, el alcalde de Xalapa, Américo Zúñiga Martínez -del PRI- externó que la municipalidad sí dio el visto bueno para la instalación del llamado gasoducto y dijo que ojalá el gobierno de Veracruz vea la factibilidad de instalarlo ahora y no después, cuando la empresa tenga que romper el pavimento que ahora se está construyendo.

“Si me preguntan mi apreciación personal, debería de quedar lista si ya la van a reconstruir, para en un futuro aprovechar que ya no se vuelva a romper en el caso de que se den licencias más adelante”, dijo Américo Zúñiga.

En entrevista en un hotel de la capital, Zúñiga Martínez explicó que, hasta el momento, no hay un punto de origen o destino del energético, es decir que los tubos no estarían conectados, por lo que es una “ductería inútil”, hasta que no se lleve un suministro de gas.

“Xalapa le apuesta al desarrollo, debemos emigrar a energías más limpias, menos peligrosas y más económicas y eso representa el gas natural”, agregó.

En Xalapa, habitantes y líderes de colonias han expresado su inconformidad con la instalación del gasoducto, principalmente en las congregaciones de Emiliano Zapata y Coatepec, que representan una zona vital de tránsito para la periferia de la capital del estado.

Comentarios