Presentan “Mexamérica: Una cultura naciendo…”, de Fey Berman, en la Feria Internacional del Libro del Zócalo

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En medio de la ola de incertidumbre que provocó la llegada del republicano Donald Trump y de su discurso de odio contra los mexicanos, la cultura de nuestro país se sostiene de pie a través de los millones de mexicanos que radican en territorio de la barras y las estrellas.

Así lo retrata el libro de Fey Berman, titulado Mexamérica: Una cultura naciendo… editado por Ediciones Proceso (Agosto, 2017) a través de seis capítulos distribuidos en 350 páginas y una galería de fotos:

“Las historias que contiene el libro presentan distintas caras de lo que es ser mixteco e irse a vivir a Nueva York o que es ser un gran científico del Distrito Federal que luego se va a estudiar a una de las más altas universidades. Son historias que representan una gama enorme que permiten percibir los mexamericanos. Son una nueva especie, no se puede definir. Así como hay muchos Méxicos, hay muchas Mexaméricas y es una cultura que está empezando, pero que tiene antecedentes que se remontan a la Colonia”.

En plena Feria Internacional del Libro del Zócalo, la autora recomendó a los mexicanos aprovechar los lazos profundos que se tiene con la Unión Americana. También platicó al público que el ser mexicano va más allá del folklor.

“Es sorprendente que un grupo tan grande no tenga fuerza comparado a los cubanos, a los judíos. Sin embargo, la cultura mexicana ha infiltrado de manera potente en Norteamérica desde antes que hubiera una ola masiva de mexicanos. No solamente somos folklor, remesas y la gente que se va a trabajar”, señaló en el Foro Ramón Xirau, flanqueada por Alejandro Pérez, editor de Proceso y Olga Pellicer, diplomática y colaboradora del semanario.

Pellicer, quien fuera embajadora en Austria y Representante Permanente ante los Organismos Internacionales con sede en Viena, dio un esbozo de la publicación:

“Se trata de un libro indispensable para conocer uno de los fenómenos sociales y culturales más fascinantes de esta parte del mundo… Es una colección de ensayos que se abordan desde perspectivas muy diversas, las formas de vida, los problemas que enfrentan y en general, la contribución de los mexicanos a la vida cotidiana, artísticas, incluso tecnológicas en los Estados Unidos”.

La exembajadora alterna ante las Naciones Unidas en Nueva York fue más allá:

“Es una aportación muy valiosa que contribuye a conocer la complejidad de las generaciones entre México y Estados Unidos, así como la evolución que están experimentando, independientemente de los sentimientos hostiles a los mexicanos que hoy vienen desde la Casa Blanca”.

Para Pellicer, Mexamérica es “una diáspora fascinante” que requiere de estudios más profundos desde lo social, económico, político y cultural.

“Mexamérica es el nuevo término que ha acuñado Fey, Mexamérica es una de las diásporas más numerosas que se conocen en el mundo. Sin embargo, ha recibido poca atención en la literatura especializada. Basta comparar los numerosos estudios que se han dedicado a los indocumentados mexicanos”, lanzó ante el auditorio.

La también profesora del Departamento de Estudios Internacionales del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) destacó algunos factores que definen la identidad de los mexamericanos.

Uno de ellos es el idioma.

“El español está presente en el metro neoyorkino, en las grandes plazas comerciales, en restaurantes, en tiendas, en diversos productos. Hablar español es una constante en el paisaje cultural de los Estados Unidos…

El spanglish no se trata de una lengua que se de en los cánones de la Real Academia de la Lengua afortunadamente. Se trata de la forma de hablar que surge del contacto de dos lenguas que interaccionan intensamente en el territorio de los Estados Unidos”, acotó.

El segundo rasgo es la incorporación de las costumbres, los modismos, la gastronomía, la música a la vida cotidiana de los Estados Unidos.

Consciente de la amenaza que representa Trump para los mexicanos radicados en Estados Unidos, la catedrática profundiza sobre las razones de odio de algunos sectores de la población estadounidense:

“¿Qué ocurre en las zonas rurales de medio oeste o en las áreas donde la desindustrialización ha producido enormes resentimientos sociales por falta de empleos o caídas de salarios? Provocan resentimientos sociales que se dirigen, sin razón justificada hacia los mexicanos”.

Luego sentencia:

“La presencia de varias culturas en Estados Unidos despierta resistencias en la era de Trump. Es difícil que desaparezcan estas diásporas, las tendencias demográficas ahí están. Mexamérica llegó para quedarse”.

Acerca del autor

Comunicólogo hecho por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM; reportero labrado en Proceso.

Comentarios