“El Yugo Zeta” en Coahuila: control de penales, secuestros, matanzas, quema de cuerpos…

Emiliano Salinas se desmarca de presuntos abusos cometidos por secta en EU

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Emiliano Salinas Occelli se desmarcó de lo publicado por el diario estadunidense The New York Times (NYT) sobre los entretelones de NXIVM Corporation, una secta que maltrata a las mujeres cuyo líder Keith Raniere y sus postulados supuestamente inspiraron a la organización In Lak’ Ech por la Paz, que coordina el hijo del expresidente Carlos Salinas de Gortari.

In Lak’ Ech por la Paz es una iniciativa ciudadana que, según su página en internet, se basa en los postulados de Raniere para “restablecer la paz en México a través del fortalecimiento de la sociedad civil”.

Salinas no sólo coordina In Lak’ Ech por la Paz, sino que dirige a Executive Success Programs (ESP) capítulo México.

A través de su cuenta de Twitter, Emiliano Salinas publicó dos links, en uno fija su postura personal y en el otro la de NXIVM Corporation, frente a la publicación del NYT.

En la primera Salinas Occelli hace referencia al reportaje del diario estadunidense que publicó el miércoles pasado “una historia que vincula, sin fundamento alguno”, a Executive Success Programs (ESP), empresa que –reconoció– dirige en su capítulo México.

Según el NYT desde finales de los años noventa, unas 16 mil personas se han inscrito a cursos de la organización NXIVM (que se pronuncia [nexium]), llamados Executive Success Programs, para ofrecer una presunta capacitación de autoayuda para eliminar “barreras” emocionales y psicológicas.

En su postura, Emiliano Salinas, señala:

“Mi nombre no aparece en el citado artículo, ni hay un vínculo con lo que yo hago en México, no faltaron quienes, en redes sociales y aprovechando la resonancia en mi país de mi apellido paterno, me trataron de vincular personal y directamente, confundiendo con ello a la opinión pública”.

Y ante las revelaciones del NYT en el sentido de que, para ser admitidas en NXIVM las mujeres eran obligadas a entregar a los reclutadores fotografías desnudas a modo de “garantía” de mantener en secreto al grupo y de que también las obligaban a hacerse una especie de marca o tatuaje cauterizado debajo de la cadera, el hijo del expresidente Salinas, apuntó:

“Rechazo categóricamente cualquier imputación que se haga sobre mi persona, los programas que ofrecemos en México y la institución que me honro en dirigir, respecto de los hechos que se refieren en el artículo del citado medio”.

También condenó y expresó su rechazo personal y a través de todas las asociaciones de las que forma y ha formado parte, a “cualquier forma de violencia, sometimiento, intimidación, presión o abuso en contra de persona alguna, especialmente las mujeres.

“Nunca, bajo ninguna circunstancia, alguno de nuestros clientes ha sido cohersionado, presionado o forzado a hacer algo en contra de su voluntad”, subrayó.

Añadió que, por más de 15 años, ha sido parte, facilitador y administrador de ESP México y en ese periodo de tiempo, más de 16 mil personas, provenientes de 30 países, han participado en sus programas “con un notable grado de satisfacción”.

“Guardo con particular orgullo centenares de testimonios personales y encuestas que muestran, contundentemente, el funcionamiento y la gratitud de la inmensa mayoría de nuestros clientes. Más importante para mí, hemos podido ver, juntos, que nuestras herramientas, programas educacionales, entrenamientos corporativos y coaching, funcionan y ayudan a mucha gente a lograr sus objetivos de vida y superar retos.

“En numerosas ocasiones, a través de estas mismas herramientas y sin costo alguno, hemos ayudado a víctimas de violencia, secuestros, abusos y tragedias personales a salir adelante.

“Éste es un compromiso central de ESP México; así lo ha sido y lo será para mí.

“Mi trabajo es público y del mismo han sido publicados numerosos textos en reconocidos medios de comunicación y testimonios en redes sociales. Nunca ha sido un ‘secreto’, para mí, ni para los cientos o miles de clientes con los que he tenido el privilegio de interactuar personalmente (muchos de ellos, amigos a los que sigo frecuentando)”, concluye el hijo del exmandatario.

Emiliano Salinas también publicó la liga al posicionamiento oficial de NXIVM Corporation ante la publicación del NYT, en el que se describe como “una empresa profesional que provee herramientas educacionales, coaching, y entrenamientos a individuos, corporaciones, y personas de toda índole” y también hace referencia a la ayuda que se ha proporcionado a más de 16 mil personas en 30 países.

La organización acusa a las fuentes del reportaje de actuar como “un grupo coordinado” y va más allá al señalar que “esta historia podría ser un producto criminal de mentes criminales, que al final lastiman incluso a las víctimas de la historia.

“Desafortunadamente este medio fue presa de estos esfuerzos criminales coordinados. NXIVM no pudo participar en la historia pues decidió, con dolor, apegarse al proceso legal de nuestro sistema de justicia internacional”, afirma NXIVM en su posicionamiento.

Y advierte:

“Exploraremos todos y cada uno de los remedios legales para corregir estas mentiras”.

Comentarios