Una nueva asociación de futbolistas, “a la medida”

Por exigencia de la FIFA, la Federación Mexicana de Futbol suprimió, por falta de autonomía y de equidad, la comisión que creó para “defender” los derechos laborales de los jugadores profesionales. Ahora surge una organización que opera Álvaro Ortiz –quien encabezaba precisamente esa comisión– y que recién fue presentada sin estar legalmente constituida. “Esta nueva asociación es un traje a la medida para el futbol mexicano”, dice el exjugador al hablar de otros proyectos, como el que impulsaba Rafael Márquez y que quedó truncado por sus problemas legales con el gobierno de Estados Unidos.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- La Federación Mexicana de Futbol (Femexfut) fue obligada por la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA) a desaparecer su Comisión del Jugador. En su lugar surge una nueva Asociación Mexicana de Futbolistas (AMF) con la expectativa de proteger al gremio en nuestro país.

Uno de los recientes intentos por agrupar al futbolista nacional lo encabezó Rafael Márquez, quien ahora enfrenta problemas con la justicia estadunidense por presuntos vínculos con el crimen organizado. Eso impidió al exdefensa del Barcelona seguir con el proyecto que llamó Asociación de Futbolistas Mexicanos (AFM).

Ahora, la AMF es impulsada por el exmediocampista Álvaro Ortiz, quien durante cuatro años, designado por los dueños de los equipos de futbol,  presidió la recién extinta Comisión del Jugador. Ortiz inscribió ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) la denominación Asociación Mexicana de Futbolistas y la presentó el sábado 7 con un grupo de jugadores referentes de la Selección Nacional.

La AMF aún no está constituida legalmente ni ha sido inscrita en el Registro Público de la Propiedad. Esta nueva organización, que representa el cuarto intento de los jugadores profesionales mexicanos por agruparse en defensa de sus derechos laborales, será la figura que buscará la autonomía en un deporte donde prevalece el llamado “Pacto de caballeros”. Es decir, los acuerdos no escritos entre directivos y dueños de equipos para entre ellos venderse jugadores o, incluso, congelar a futbolistas y entrenadores.

La Comisión del Jugador, que dependía absolutamente de la Femexfut, fue extinguida después de 12 años. De hecho, el enlace de dicha comisión ya fue desactivado de la página oficial de la federación en internet.

Su eliminación no ha sido por la voluntad expresa de la Femexfut. Fue por un mandato de la Cámara de Resolución de Disputas de la FIFA (CRD), que desde hace un par de años advirtió que las decisiones que tomaba la Comisión del Jugador, presidida por Álvaro Ortiz, no se ajustaban al reglamento de la federación internacional.

El colombiano Carlos González Puche, miembro de la Cámara de Resolución de Disputas de la FIFA y vicepresidente de la Federación Internacional de Sindicatos de Futbolistas Profesionales (Fifpro) Zona América, relata a Proceso que el tema de la Comisión del Jugador de la Femexfut suele comentarse en las reuniones, como la del IV Congreso Jurídico de la Fifpro América en Lima, Perú, realizada en septiembre de 2016.

De acuerdo con González Puche, el mismo titular de la CRD, el británico Geoff Thompson, quien asistió como conferencista, recordó el caso. “Thompson entendió que México no tenía una cámara (comisión) autónoma.

“Todo esto aceleró el proceso de la asociación. Incluso, la Federación Mexicana de Futbol reconoció que se requiere de un organismo independiente que represente a los jugadores para discutir las condiciones laborales del futbolista”, sostiene González Puche, quien también preside la Asociación Colombiana de Futbolistas Profesionales (Acolfutpro).

La CRD es un órgano que ejerce las funciones jurisdiccionales en la FIFA. Está conformada por un presidente, un vicepresidente, 12 representantes de jugadores e igual número de representantes de equipos.

La Fifpro, que además organiza cada año la encuesta para elegir al Mejor Jugador del Año y al Mejor Equipo del Año, en conjunto con la FIFA, agrupa 59 países, y, en breve, será admitida la Asociación Mexicana de Futbolistas, con la que, dice González Puche, “se trabaja muy de cerca”.

Según él, el Comité Ejecutivo de la Fifpro ya estudió la solicitud formal presentada por la Asociación Mexicana de Futbolistas. En la próxima reunión del sindicato, el lunes 23 de octubre en Londres con motivo de la Gala de la FIFA y de la Fifpro, el pleno someterá a estudio la petición de la AMF,  que será admitida en diciembre, si no hay inconvenientes.

Desmarque

Durante cuatro años, Álvaro Ortiz, siendo titular de la Comisión del Jugador, operó para tener el apoyo y la asesoría de la Fifpro. Ahora él ya es un invitado habitual de los congresos de esta federación internacional de jugadores profesionales. Ejemplo de ello es que fue uno de los asistentes en el IV Congreso Jurídico Fifpro América que se realizó en Lima.

Ahora, Álvaro Ortiz dice ser independiente de la Femexfut. El sábado 7, en el marco de la presentación de la AMF, el exfutbolista adelantó su inminente desvinculación de la federación. Ya lo hizo.

Ahora, Ortiz se presentó de manera oficial como parte del área operativa de la AMF, que por primera vez incluye a la rama femenil, con la promesa de que se constituirá para velar por los derechos laborales del gremio.

La nueva asociación, que aún no está inscrita en el Registro Público de la Propiedad, apenas fue registrada en el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) el pasado 27 de septiembre con el folio 1951669, de acuerdo con un reporte de Mediotiempo.

El portal deportivo documenta que Ortiz también registró el 15 de junio pasado otra agrupación denominada Asociación de Futbolistas Mexicanos, presidida por Rafael Márquez y que está inscrita en el expediente 1904221.

En entrevista con este semanario, Álvaro Ortiz acepta que todavía está pendiente el reconocimiento legal de la Asociación Mexicana de Futbolistas, pues el proceso se atrasó, dijo, por el caso que enfrenta el exdefensa del Barcelona y por la tragedia causada por el sismo del 19 de septiembre.

Ortiz enumera la ruta legal que debe seguir la asociación: “Primero se debe tener un acta constitutiva para después ingresarla al Registro Público Federal y luego a la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), con el objetivo de registrarnos como asociación deportiva. Posteriormente se buscará el reconocimiento de la Federación Mexicana de Futbol. La última etapa será el reconocimiento de la Fifpro, cuyo trámite está ya en proceso”.

Nueva cancha

Sobre su relación con el proyecto de Rafael Márquez (la AFM), Ortiz explica que ya estaba inscrito en el Registro Público de la Propiedad y tenía el reconocimiento de la Conade. Sin embargo, indicó que los problemas legales del defensa mexicano con el gobierno estadunidense frustraron su avance.

“Por temas fiscales y jurídicos tuvimos que hacer a un lado la asociación inscrita por Márquez para formar una nueva”, insistió Ortiz.

–¿Por qué deciden formar una asociación cuando aún está vigente el registro, por ejemplo, del Sindicato de Futbolistas Agremiados de México, que presidió José María Huerta?

–Sé que hubo un sindicato en los años setenta, una asociación en los ochenta y otro sindicato en el año 2000, éste presidido por Chema Huerta, pero no tuvieron éxito. Más allá de que exista una asociación o un sindicato, o el nombre que quieras, si no tienes el apoyo de tus afiliados, no te sirve absolutamente de nada.

“Prácticamente tenemos contacto con todas las asociaciones y sindicatos a nivel mundial. Hemos realizado una labor de campo para formar un traje a la medida para el futbol de México. El traje a la medida es esta nueva asociación”, afirma.

–Los especialistas en materia deportiva sostienen que la asociación por sí misma carece de soporte legal –se le comenta al entrevistado.

–He escuchado versiones en el sentido de que la asociación de futbolistas no va a tener un peso jurídico. Eso no es cierto. Hay un tema de derecho deportivo y tenemos expertos en la materia. Esta asociación es deportiva–laboral; no es una asociación laboral–deportiva, porque somos deportistas, lo que no te impide defender los derechos laborales de los jugadores.

El operador administrativo de la naciente asociación, que cuenta con el respaldo de los seleccionados del Tri, aclara que ésta no será un grupo de choque. “Es una asociación que defiende los derechos de los jugadores y habrá mesas de diálogo para lograr lo que se ha buscado por más de 70 años”, asegura.

Sin embargo, no descarta la existencia de confrontaciones. “El futbol ha cambiado, hasta los mismos dirigentes. Las empresas que ahora apoyan al futbol son transnacionales. Los discursos que hemos dado van encaminados a mesas de diálogo. Si la parte de allá no quiere negociar o la parte de acá no quiere aceptar o no estamos abiertos a la negociación, seguramente chocaremos, seguramente le haremos un daño al futbol como tal…

“Llegar a un paro en el futbol sería un fracaso total en este momento al no poder conciliar entre ambas partes. Por supuesto que llegará el momento en que friccionemos por algunas cuestiones y vamos a ver hasta dónde somos capaces de alcanzar una buena negociación”, expone.

Ortiz se refiere a lo ocurrido en marzo pasado, cuando en un hecho inédito en el balompié nacional los silbantes de la Asociación Mexicana de Árbitros (AMA) decidieron no pitar ningún juego de la jornada 10 del torneo Clausura 2017. El conflicto se agravó cuando consideraron que la Comisión Disciplinaria de la Femexfut no fue dura contra los jugadores del América y del Toluca, Pablo Aguilar y Enrique Triverio, respectivamente, quienes agredieron a sus compañeros del gremio.

Para Ortiz, si bien prefiere el diálogo, la sorpresiva resolución de los silbantes es una muestra de la fuerza que puede tener una asociación.

–¿Qué le dice que esta asociación ahora sí caminará con la fuerza que no tuvieron los anteriores intentos de los jugadores por agruparse?

–El mundo ha cambiado, el futbol, los jugadores y los dueños de equipos también han cambiado –insiste. Nuestro lema es “Por una nueva cultura en el futbol”. Nos llevará tiempo, pues como se dice Roma no se construyó en un día.

La alineación

En su primer acto público, el sábado 7, la Asociación Mexicana de Futbolistas contó con los referentes de la Selección Nacional que juegan en Europa: Javier Chicharito Hernández, Andrés Guardado, Héctor Moreno, José de Jesús Corona, Guillermo Ochoa. También estuvieron Oribe Peralta y el argentino naturalizado mexicano Christian Chaco Giménez, quienes militan en la liga nacional.

Ellos acudieron a la presentación de la nueva asociación bajo la consigna de ya no tener miedo a proteger los derechos laborales. “Nosotros estamos aquí para defenderlos”, coincidió la mayoría de los jugadores.

“Tenemos que encontrar la mayor justicia posible. Que no se malinterprete esta palabra, a veces los jugadores sufren mucho y esto (la AMF) es para que se sientan respaldados”, alentó Javier Hernández. “El miedo, que se quite o se vaya disminuyendo, pero debe ir paso a paso”, agregó el delantero del West Ham United del futbol de Inglaterra.

Guillermo Ochoa también dijo: “Sabemos lo que viven los jugadores, cosas que no salen a la luz y que lo sufren solos. Esta asociación se forma para que los jugadores no tengan temor. Ahora estamos aquí nosotros, pero atrás hay mucha gente que nos va a apoyar. Que ahora se sientan respaldados, apoyados y protegidos”.

El portero del Standard Lieja del futbol belga continuó: “Esto es un gran paso, un gran comienzo. En adelante no estarán solos”. Andrés Guardado, del Betis de España, calificó como histórica la iniciativa. “Para nosotros es un gran orgullo y una gran responsabilidad como seleccionados nacionales formar parte de esto. Es muy claro el mensaje que queremos dar de unión total”.

Pero cuando a Christian Giménez, jugador del Cruz Azul, le preguntaron si el nacimiento de la AMF significará el fin del “Pacto de caballeros”, optó por destacar la aportación de Márquez: “Él empezó está movida. Esto viene desde hace mucho tiempo. Retomamos el diálogo con los jugadores y escuchamos. El jugador no se anima, y lo que pretendemos es tener diálogo con los federativos, con las mismas preguntas que hacen ustedes, y vamos a sacar conclusiones.

“Esta es una asociación que se hace con mucho respeto, sabiendo que tenemos un futbol muy bueno y que hacía falta una asociación a la medida de la federación. La parte más importante es el jugador, y los federativos saben que si el futbolista está bien puede rendir mejor. Hay muchas cosas por hacer, pero va a llevar mucho tiempo, mucho diálogo”, agregó el Chaco.

La mesa directiva de la AMF tiene como fundadores a Christian Giménez, Carlos Salcido, Oribe Peralta y Álvaro Ortiz.

Peralta, del América, y Salcido, de Chivas, son los presidentes; Giménez y Moisés Muñoz, los vocales; mientras Chicharito y Andrés Guardado son asociados honorarios. La futbolista Mónica Ocampo es la responsable de la rama femenil y el propio Ortiz se encarga del área operativa.

Proceso solicitó, por los canales oficiales, entrevistar a Carlos Salcido y a Oribe Peralta, titulares de la Asociación Mexicana de Futbolistas. También se buscó a Christian Giménez. Al cierre de la edición, no se obtuvieron respuestas.

El titular de la Fifpro Zona América, Fernando Revilla, asegura que siguen muy de cerca los avances de la Asociación Mexicana de Futbolistas. “Estamos muy contentos con lo sucedido y esperanzados de que pueda avanzar y se fortalezca junto al desarrollo del futbol mexicano”, dice.

Para el vicepresidente de la Federación Internacional de Sindicatos de Futbolistas Profesionales, Carlos González, las razones por las que la AMF no quiso revivir el sindicato de futbolistas es porque la nueva asociación “no quiere estar contaminada con el pasado. El proceso del sindicato que lideró José María Huerta fracasó, y quienes han tomado esta iniciativa quieren que ese fracaso no los toque. Ellos quieren el diálogo, la discusión antes que el conflicto y evitar el enfrentamiento con los directivos”.

Este reportaje se publicó el 15 de octubre de 2017 en la edición 2137 de la revista Proceso.

Acerca del autor

Reportero con 30 años de experiencia en temas deportivos, egresado de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Ha cubierto Copas del Mundo de Futbol, Gran Premio de Fórmula Uno, peleas de boxeo de título mundial, mundiales de ciclismo, Juegos Panamericanos y Juegos Centroamericanos.

Comentarios