“El Yugo Zeta” en Coahuila: control de penales, secuestros, matanzas, quema de cuerpos…

Semefos de Guerrero, en crisis: frigoríficos dañados acumulan más de 500 cuerpos

CHILPANCINGO, Gro. (apro).- La ola de violencia aunada a la falta de recursos para tomar muestras genéticas y la burocracia ministerial, provocaron nuevamente la saturación de las unidades del Servicio Médico Forense de Guerrero (Semefo), donde más de 500 cadáveres permanecen acumulados en condiciones inadecuadas y sin identificar.

Es la segunda vez que esto ocurre en el gobierno de Héctor Astudillo Flores lo que exhibe el desinterés por resolver el problema de trato digno a las personas fallecidas de manera violenta, lo que contrasta con el gasto millonario en publicidad oficial y campañas de propaganda difundidas en medios de comunicación sin que transparente el gasto en ello.

El 26 de septiembre, Apro dio a conocer que el gobierno de Astudillo destinó, sin licitar, más de dos millones de pesos para la campaña publicitaria “Orgullo Guerrero” que benefició a tres empresas, entre ellas la cadena Cinépolis, la productora Chinqueque Films, de Rafael Aparicio y grupo Caribe, de Dalton Solís Cabrera.

La crítica situación del Semefo, organismo que depende de la Secretaría de Salud, es un reflejo de la barbarie que se vive en la entidad donde en los dos años del gobierno de Astudillo se han registrado oficialmente más de cuatro mil homicidios dolosos, cifras que han colocado a Guerrero en el primer lugar en asesinatos a escala nacional.

En diciembre de 2016, Apro dio a conocer que Astudillo y el actual dirigente estatal del PRI, Heriberto Huicochea Vázquez se han beneficiado con el tema de los cuerpos que permanecen sin identificar, luego de que el gobierno estatal construyó una fosa común conocida como el cementerio de botellas, en un panteón privado ubicado al poniente de esta capital y propiedad del dirigente priista.

En el texto titulado En Guerrero se desbordan los cadáveres, publicado en Proceso, el director del Semefo en la entidad, Ben Yehuda Martínez Villa, informó en ese entonces que se habían acumulado 460 cuerpos sin identificar de 2014 a diciembre de 2016, en las unidades del Semefo de Chilpancingo, Iguala y Acapulco, que estaban ocupadas al 120%.

Un año después, la situación es más delicada porque la cifra de cuerpos acumulados tan solo en Chilpancingo y Acapulco, rebasan los 500 cadáveres sin identificar, informaron trabajadores de la dependencia estatal.


Sin recursos para identificar cadávere
s

Trabajadores del Semefo consultados este viernes por Apro, informaron que en Chilpancingo existen dos cámaras frigoríficas con capacidad para 180 cuerpos, pero actualmente ambas están descompuestas y se encuentran almacenados 250 cadáveres.

Mientras que en la unidad de Acapulco, están acumulados al menos 300 cuerpos en las cinco cámaras frigoríficas que también se encuentran deterioradas, situación que podría desatar una contingencia sanitaria, informó el diario El Sur en su edición de este viernes.

Al preguntar sobre las causas que han desatado la acumulación de cadáveres en las unidades del Semefo de Chilpancingo y Acapulco, trabajadores explicaron que son tres los motivos:

“La primera es la imparable ola de violencia que no cesa en la entidad, sobre todo en zonas rurales donde no existe Semefo”, señalaron los trabajadores que pidieron el anonimato por temor a sufrir represalias.

También la falta de recursos para tomar muestras de ADN, situación que impide el desarrollo optimo del sistema de identificación humana que se demora un mes en promedio para obtener los resultados, indicaron las fuentes.

La tercera causa, es “la burocracia”, ya que el ministerio público del fuero común otorga tres meses para que un cuerpo pueda ser reclamado antes de ser enviado a una fosa común, explicaron los trabajadores del Semefo consultados por este reportero.

Los mismos trabajadores informaron que actualmente el cementerio de las botellas que depende de la Fiscalía General del estado y se ubica en el panteón privado del dirigente estatal del PRI, Heriberto Huicochea Vázquez, se encuentra al 50% de su capacidad.

Es decir, de los siete módulos proyectados con capacidad para 80 gavetas, solo han sido utilizadas menos de la mitad de los 560 espacios para almacenar cuerpos que no han sido identificados y permanecen acumulados en el Semefo, indicaron.

Comentarios