Asesinato de neurocirujano causa indignación en Veracruz; médicos exigen justicia

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- El secuestro y asesinato del neurocirujano David Casanova López en el puerto de Veracruz ha causado conmoción e indiganción entre el gremio médico y la sociedad veracruzana.

David Casanova López, de 55 años, originario de Córdoba, era presidente del Centro Nacional de Neurociencia en Veracruz y desapareció el pasado martes 24, cuando presuntamente fue privado de su libertad.

El cuerpo torturado y degollado del médico quien también laboraba en el IMSS, fue encontrado el pasado jueves 26, aproximadamente a las 18:00 horas, semidesnudo, en un canal de aguas residuales en la colonia San Martín de la carretera Córdoba-El Naranjal, en el municipio de Fortín de las Flores.

En el abdomen el cadáver tenía marcada la letra “z”, hecha con un arma punzocortante.

Las autoridades ministeriales iniciaron las diligencias correspondientes para dar con el o los responsables de este crimen.

En tanto, la comunidad médica lamenta este suceso ya que el neurocirujano era reconocido entre sus colegas por sus logros en el ámbito médico.

Este domingo, decenas de médicos y trabajadores de la salud marcharon por las principales calles del puerto de Veracruz para exigir justicia por el asesinato de Casanova López.

Los manifestantes de instituciones públicas y privadas, se concentraron en la Plaza de la Soberanía y marcharon hacia el Zócalo de la ciudad.

Entre gritos de “¡justicia, justicia!”, los médicos exigieron un alto a la violencia en Veracruz y, sobre todo, los ataques contra trabajadores de la salud.

El pasado lunes, el gobernador Miguel Ángel Yunes había brindado a Casanova López por su destacada trayectoria en el área de investigación.

Según el presidente del Colegio de Médicos de Veracruz, Agustín Cabañas, en el área de neurocirugía no existía alguien tan bien capacitado como David Casanova.

Comentarios